null: nullpx
Papás y Mamás

La motivación frente al estudio: 7 consejos para fomentarla

24 Mar 2015 – 10:27 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Según los expertos, la motivación es el motor o la fuerza que nos mueve a realizar actividades. Estamos motivados cuando tenemos la voluntad de hacer algo y, además, somos capaces de perseverar en el esfuerzo sin importar el tiempo que nos lleve llegar a ese objetivo.

Es asombroso observar la actitud que ponemos en acción cuando algo nos interesa…esto también sucede en los niños. La motivación, es sumamente importante para empezar con todas las ganas a realizar una actividad.

Por eso como adultos, padres o educadores es importante informarnos sobre cómo podemos motivar al niño para que tenga una actitud positiva frente al estudio. Sabemos que sin ella es muy difícil lograr aprendizaje.

Aquí te brindamos 7 consejos prácticos para fomentarla:

Ser reconocido socialmente: Todos los niños desean mediante el aprendizaje ser reconocido en el aula o en casa. Por lo tanto, debemos elogiarlos en cada paso del proceso de aprendizaje, enfocándonos en el esfuerzo y en los aspectos positivos que podamos encontrar.

Necesitan sentir el progreso: Todos necesitamos ir sintiendo que vamos progresando, que dimos un pasito más. A veces, ellos no pueden observarse a sí mismos y debemos destacarlos en este avance tan necesario para que la motivación no decaiga.

Marquemos pequeños logros que alcanzan con: aplausos, notitas hacia los educadores explicando qué pudo alcanzar durante la realización de la tarea, abrazos, contándolo al resto de la familia, regalos, salidas.

Explicar los objetivos de las actividades: Tratar de explicar para qué fin se hace esa actividad. Hacerles ver la relación entre sus experiencias y el nuevo conocimiento, o qué utilidad tiene el nuevo aprendizaje en su vida cotidiana, los puede ayudar a incrementar la motivación frente a la tarea.

Que sepan qué es posible: Es importante que los niños perciban a la tarea como algo posible de cumplir, porque cada uno de ellos cuenta con los recursos necesarios para ello. Quizás el desafío sea descubrirlos…

Diversidad en las actividades: Evitar caer en la rigidez de las actividades. Ayudarlos y proponer diferentes maneras de realizar las tareas. Una misma actividad puede resolverse de diferentes maneras, es necesario no caer en monotonía de la rutina.

Evitar comentarios negativos: Evitar hablar delante de ellos con desvalorización sobre la educación, docentes o estrategias que fueron utilizadas en el aula, ya que estaremos brindando un mensaje explícito contradictorio y transmitiremos desgano en ellos.

Cuidar nuestras expectativas: Las expectativas que los adultos tenemos sobre ellos, están directamente relacionadas con la motivación que ellos presenten ante el estudio.

Se sugiere destacar SIEMPRE sus fortalezas y generar situaciones acorde a las posibilidades de cada uno.

¡Acompañemos a todos los niños en este maravilloso camino de aprender, reconociéndolos en cada pasito que dan!

Reacciona
Comparte
Publicidad