La importancia de dormir bien en la vida de nuestros hijos

Cuando hablamos de sueño infantil nos referimos al período diurno o nocturno durante el cual los niños descansan, cumpliendo una función reguladora y reparadora en el organismo. Todos hablamos diariamente sobre la importancia del descansar algunas horas pero, ¿por qué es tan necesario dormir en la vida de un niño? Según los expertos, el sueño …
Univision
22 Ago | 11:06 AM EDT

Cuando hablamos de sueño infantil nos referimos al período diurno o nocturno durante el cual los niños descansan, cumpliendo una función reguladora y reparadora en el organismo. Todos hablamos diariamente sobre la importancia del descansar algunas horas pero, ¿por qué es tan necesario dormir en la vida de un niño?

Según los expertos, el sueño es un cimiento fundamental para llevar un desarrollo sano. La cantidad de horas de descanso que necesita cada persona, dependerá de las características individuales de cada sujeto. Pero debemos educarnos y conocer los múltiples beneficios que aporta un buen dormir en la vida de un niño.

Aquí algunos beneficios: incrementa su felicidad, aumenta su autoestima, contribuye a un crecimiento psíquico y físico adecuado e influye en su rendimiento académico.

En cambio, numerosas investigaciones han encontrado las siguientes consecuencias negativas que puede traer, el no descansar lo suficiente:

1. Irritabilidad e impulsividad

2. Inquietud

3. Desánimo

4. Apatía y oposición

5. Disminución del rendimiento escolar

6. Cefaleas

7. Falta de atención

8. Bajo rendimiento motor

9. Déficit de memoria

10. Disminución de reflejos

11. Cansancio y agotamiento

12. Falta de concentración

13. Baja tolerancia a la frustración

Siendo el descanso fundamental en la vida de nuestros peques, como padres debemos educar en casa con buenos hábitos del sueño—manteniendo horarios fijos de descanso y aplicando sistemáticamente un rito a la hora de acostarse, por ejemplo: ponerse la pijama, bañarse, leer un cuento o elegir un juguete para que lo acompañe. Esto le indicará poco a poco, que llega la hora de acostarse.

También debemos fomentar y ofrecer sin forzar, dormir un ratito de siesta (no eliminar esta opción), con algo de luz diurna y un ambiente tranquilo. ¡No es perder el tiempo! Al contrario, el descanso diurno también aporta sus múltiples beneficios al desarrollo integral de nuestros hijos.

¿Listos para dormir?