null: nullpx
Papás y Mamás

KiVa: ¿cómo funciona este exitoso método finlandés contra el bullying?

Un método que se centra en la participación del grupo frente al acoso escolar, más que en la conducta del agresor o de la víctima, ha demostrado gran éxito a la hora de reducir los casos de bullying.
2 Nov 2016 – 5:07 PM EDT


Sabemos que para terminar con el bullying debemos educarnos conociendo diversas formas de afrontar y prevenirlo. Generalmente, abordamos el tema teniendo el tema teniendo en cuenta dos puntos importantes: la víctima y el agresor. Pero, ¿qué pasa con el grupo de personas observadores-testigos, que muchas veces se ríen de la situación?

Apuntar al grupo será el pilar fundamental de este nuevo método, que nació en Finlandia, y ya se está exportando a varios países. La palabra KiVa , representa un acrónimo sencillo de las palabras finlandesas Kiusaamista Vastaan contra el acoso escolar.

El proyecto se puso en marcha con su creadora Christina Salmivalli, psicóloga de la Universidad de Turku (Finlandia). En él participaron 234 centros del todo país y 30,000 estudiantes de entre 7 y 15 años. Obteniendo resultados espectaculares , los casos de acoso escolar desaparecieron en el 79% de las escuelas y se redujeron en el 18 %.

a ya ha sido exportado a colegios de Francia, Italia, Nueva Zelanda, Países Bajos, Bélgica, Estonia, Suecia, Grecia, Sudáfrica y Estados Unidos, entre otros, tutelados por el equipo finlandés y con resultados muy alentadores como que el acoso escolar disminuye entre un 30 y un 50 por ciento durante el primer año.


¿En qué consiste este método tan exitoso?

El objetivo es focalizar y concientizar de lo importante de las acciones del grupo, defendiendo y apoyando a la víctima. Se focaliza en el comportamiento grupal, toma al grupo como reforzador de la conducta del agresor. Porque al quedarnos como testigos adentro de un grupo mirando la situación pasivamente, estamos expresando una comunicación no verbal: “que lo que pasa está bien o es divertido, aunque tengamos una opinión diferente”. Ni hablar si los testigos se ríen.


El punto clave de este método es: tratar de influir en los testigos, educando para que no participen en el acoso, ya que esto cambia inmediatamente, la conducta del agresor. Los alumnos aprenden a cómo reaccionar cuándo presencian una situación de esta índole.


¿Cómo funciona KiVa?

El programa tiene dos ámbitos: el preventivo y el de intervención. Los estudiantes reciben clases a los 7, 10 y 13 años. Hay lecciones para identificar las emociones de los compañeros y saber cómo se sienten solo por el tono de voz o la expresión corporal. También aprenden a diferenciar qué es el acoso y qué una pelea ocasional.

Las clases se completan con videojuegos, material de apoyo y charlas con los padres. El profesor encargado de vigilar el recreo usa un chaleco reflectante para visibilizar el compromiso del colegio.
Existe un buzón virtual para hacer denuncias anónimas o pedir ayuda evitando la
exposición de los alumnos.


¿Cómo está conformado el equipo de profesionales KiVa?

Los equipos de profesionales están formados por tres maestros, que son elegidos por el director y que se encargan de:

1. Reconocer si es un acoso sistemático o algo puntual, actuando inmediatamente.

2. Organizar reuniones con la víctima para darle apoyo y tranquilidad.

3. Hablar con acosadores para reflexionar sobre sus actitudes.

4. Realizar un seguimiento con ambos: víctima y agresor.

5. Comunicarse con las familias durante el proceso.


Más contenido de tu interés