null: nullpx
Papás y Mamás

Juntos pero no revueltos: cómo organizar tu fiesta de año nuevo entre chicos y grandes

27 Dic 2014 – 01:18 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Recuerdo cada fiesta de año nuevo en mi casa, durante la infancia: siempre había cerca de 30 personas, todas hablábamos al mismo tiempo y nunca faltaba alguno que tirara un petardo en el patio para despedir el año. Tengo hermosos recuerdos de esas noches de verano en las que, a pesar de que reinaba el caos de a rato, siempre se experimentaba una sensación de alegría.

Es así, la fiesta de fin de año es un momento especial para las familias y la mejor forma de garantizar un buen rato es organizarse con tiempo: es decir, tener un plan para que todos puedan disfrutar de la cena, de la sobremesa y de la celebración, sin estar corriendo de un lado a otro, poniendo y quitando platos, o corriendo detrás de los niños.

Mira qué puedes hacer para poder festejar tú también en la fiesta de año nuevo, sin empezar el nuevo año agotada, o limpiando por horas:

Asignar una tarea para cada invitado: Como las reuniones suelen ser entre familiares, es normal que le pidas a cada persona que se encargue de algo, de esa manera cada uno pone de su parte. Por ejemplo, algunos se encargan de traer la ensalada, el postre y el pan. Otros son los responsables de tener sillas para todos, y otros de traer música o instrumentos para la celebración. Anota en un papel o en un e-mail qué es lo que debe hacer cada persona y le mandas un texto o la llamas el día antes para confirmar tu invitación y de lo que cada uno es responsable. Asígnales tareas pequeñas a los más chicos, para que también estén entretenidos y ocupados.

Crear un área para los niños: Puedes organizar una mesa para los niños, en la que obviamente necesitarás algún adulto para que corte la comida y los ayude durante la cena. Pero además es importante tener un área en la que puedan jugar sin necesidad que haya alguien supervisando todo el tiempo, un área que no tenga peligros para los chicos, como objetos muy pequeños, televisor u objetos pesados, o espacios en los que se puedan lastimar. El “childproofed area” va a ser ideal en tu fiesta de año nuevo, en especial porque los pequeños se levantan rápido de la mesa, quieren jugar y no estar en sus sillas conversando.

Contar con ayuda extra: Una idea que me parece genial (y que la conocí paseando en Argentina) es, la de alquilar los cubiertos, platos, copas y servilletas, para no tener que estar limpiándolos y organizándolos después de la cena, en especial cuando se trata de una fiesta a la que asisten decenas de personas. También puedes contratar una niñera para que entretenga a los chicos durante una o dos horas previas a la cena con juegos y actividades, de manera que los adultos puedan organizarse y la persona que te ayuda tenga tiempo para regresar a su casa a celebrar con su familia.

Tener un plan de entretenimiento: Ya sea que te guste hacer karaoke con tu familia, bailar hasta la madrugada, tocar el piano o la guitarra o ver videos de la familia, es importante que tengas las herramientas para poder hacerlo. Fíjate que los aparatos funcionen, que haya espacio para el baile, y en especial para los niños, que siempre disfrutan de bailar con los adultos.

Estar lista para disfrutar: Seguramente algo “andará mal”, se romperá alguna copa, o alguno de los niños se enojará con sus primos, se ensuciará el piso, el perro ladrará más de lo que te agrada, pero eso pasa siempre, y lo que vale la pena aquí es que estés dispuesta a pasar un buen rato, con la gente que más quieres y con la que también te quiere mucho.

¡Feliz año nuevo!

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad