null: nullpx
Papás y Mamás

Juguetes seguros: lo que debes tener en cuenta antes de comprarlos

Cuerdas, baterías, piezas pequeñas, materiales tóxicos. Antes de escoger los juguetes para los niños de la familia lee estas recomendaciones de expertos.
31 Dic 2013 – 05:04 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
No todo los juguetes son aptos para los chicos Crédito: Dreamstime

Seguramente tus hijos o sobrinos ya te habrán pedido (o mejor dicho a Santa Claus) que les traiga un juguete. Pero antes de comprar hay que tener en cuenta si el juguete que te pide tu pequeño es seguro, si es apropiado para su edad y si, además, lo ayuda a promover su desarrollo.

Es cierto que la oferta de juegos y juguetes es cada día más abrumadora, pero los juguetes seguros se pueden encontrar fácilmente si tienes en cuenta las recomendaciones de la  Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC, por su sigla en inglés) y de la Asociación Americana de Pediatras.

Cargando Video...
Los niños hablan sobre Thanksgiving y qué significa para ellos

Éstos son algunos de los consejos que debemos tener en cuenta para comprar juguetes seguros: 

Leer LAS ETIQUETAS: las etiquetas de los juguetes deben presentar información clave para los padres. Para qué edad es el juguete,  de qué está hecho y si hay alguna advertencia (warning). 

Escoger POR EDAD: busca que el juguete sea adecuado según la edad. Hay piezas y elementos que para chicos de ciertas edades son divertidas, pero para otros más pequeños son un riesgo.


Pensar en GRANDE: los juguetes seguros tienen que ser de un tamaño suficientemente grande como para que los pequeños no se ahoguen al llevárselos a la boca. Para chicos de hasta 3 años es fundamental tener precaución.

Peligro TÓXICO: siempre hay que asegurarse de que los juguetes no tengan residuos de plomo (lead). Este elemento es tóxico y peligroso. Busquen juguetes seguros que sean no tóxicos y que estén hechos de materiales lavables y que no se prendan fuego fácilmente.

Cuidado con las CUERDAS: los juguetes para los más pequeños que tengan cintas, hilos o cordones deben tener 12 pulgadas de largo como máximo, para evitar el riesgo de ahorcamiento.

Lo que sobre a la BASURA: una vez que los juguetes fueron abiertos hay que tirar las bolsas a la basura para evitar riesgo de asfixia.

Sin demasiado RUIDO: si el juguete tiene sonido muy alto puede causar daños en el sistema auditivo de los pequeños (además de alterarle los nervios a más de uno en la casa).

El peligro de las BATERÍAS: si el juguete requiere baterías, éstas deben estar aseguradas y los pequeños no deben poder acceder. También hay que tener especial cuidado con juguetes que vienen con imanes. 

Usar el SENTIDO COMÚN: si el juguete parece mal confeccionado, tiene bordes punzates o a primera vista se nota peligroso, es obvio que no es el juguete para tu hijo.

> El  regalo EXTRA: busca que además de ser un juguete, el regalo sea una herramienta que fomente la imaginación de los hijos, que los incite a jugar, que tenga más de una función, y que no promueva la violencia o agresión.


Por último, hay que prestar atención a los juguetes que han sido retirados del mercado (RECALL). Para tener información puedes registrarte en la organización Safe Kids.

Reacciona
Comparte
Publicidad