null: nullpx
Papás y Mamás

Juguetes hechos en casa: materiales reciclados convertidos en divertidos juguetes para tus niños

21 Nov 2014 – 12:04 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Los juguetes hechos en casa son una alternativa práctica para que los niños aprendan haciendo y se diviertan contigo creando algo. Después jugarán con ellos un tiempo y podrás volver a buscar ideas y crear otras opciones.

La verdad, es que los niños se cansan rapidísimo de sus juguetes, pues están explorando y aprendiendo constantemente. Lo que yo hago es ir sacando por días o semanas algunos, los guardo y los vuelvo a sacar para que mi hija se sorprenda de encontrarlos otra vez y juegue con más entusiasmo. El problema es que crecen rápido y en ocasiones ya los juguetes no son tan divertidos porque los niños van cambiando sus intereses.

Lo otro es que se requiere una constante inversión para que los padres puedan mantener una suficiente cantidad. ¿Por qué no pensar en juguetes hechos en casa? Lo ideal es usar materiales reciclados, ayudas al medio ambiente, no genera costos o lo mínimo posible, es divertido para los niños y pondrás a volar su imaginación.

Los puedes hacer para tus hijos o invitar a sus amigos y construir juntos. También son una alternativa creativa para las fiestas de cumpleaños.

Con medias o calcetines y telas que ya no uses puedes crear títeres, osos, serpientes, payasos, muñecos, sonajeros y una cantidad de opciones más. Con latas podrías hacer juegos de memoria y tambores. Con botellas o vasos plásticos se pueden crear flores y floreros, carros e insectos.

Los juguetes elaborados con cajas de cartón son mis preferidos, creo que la mayoría de los juguetes hechos en casa se pueden crear con este material que es muy versátil. Podrías hacer un dominó gigante, carros para tus hijos y sus amigos para que vean una película desde su propio automóvil, un colorido tren para transportar juguetes, cohetes, robots, micrófonos, cámaras, castillos, pequeños pueblos, camas, refrigeradores, hornos y también puedes imitar todo lo que tienes en tu cocina; puedes hacer aviones, casas, barcos, un elevador y mucho más.

¡Manos a la obra!

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásNiños
Publicidad