Haz una puesta en escena, tus hijos se interesarán por la lectura

Tengo que hacer una puesta en escena de los libros que vamos leyendo. He tenido ya las primeras reuniones con los profesores de mis hijos y la conclusión en ambos casos (tienen diferentes edades) es que necesitan leer más. Que tus hijos lean es fundamental para todo: ortografía, comprensión de lectura y según los profesores, …
Univision
6 Ene | 3:41 PM EST

Tengo que hacer una puesta en escena de los libros que vamos leyendo.

He tenido ya las primeras reuniones con los profesores de mis hijos y la conclusión en ambos casos (tienen diferentes edades) es que necesitan leer más.

Que tus hijos lean es fundamental para todo: ortografía, comprensión de lectura y según los profesores, la base del aprendizaje. Así que éstos son algunos trucos para lograr nuestro objetivo:

  1. Una puesta en escena: Por ejemplo, si estás leyendo el libro 100 cosas que debes saber sobre piratas, ¿por qué no convertir la sala de juegos o la habitación en una isla de piratas con sus juguetes? Mientras tú les ayudas a crear, a disfrazarse, incluso a hacer alguna manualidad, puedes aplicar todas las cosas aprendidas en el libro.
  2. Que te vean leer: Todos sabemos que los niños aprenden por imitación así que si ven que tú estás sentada en un sillón leyendo un libro, probablemente la próxima vez que se aburran, o no sepan qué hacer, pues tomarán un libro para leer.
  3. Ten mucha paciencia: Mi hijo pequeño, está comenzando a leer y va muy lento, eso te puede poner muy nerviosa, créeme, a mí me pone nerviosa ver que no arranca la palabra pero hay que morderse la lengua y dejar que sea él quién logre acabar la palabra.
  4. Establece ciertas horas fijas de lectura al día: En nuestra casa, como en la de muchos, es la hora de antes de acostarse. Ahora mismo tenemos un libro fantástico que nos está sirviendo mucho: el Emocionario.  Lo recomiendo sin duda. Ayuda a los niños a saber lo que sienten y por qué lo sienten. Un día jugamos antes de dormir, mi hijo pequeño se enfadó mucho, pues le cae fatal perder, así que leímos acerca de la ira, y se fue más tranquilo a la cama; otra puesta en escena más.
  5. Compra libros que se ajusten a sus edades, muchas veces intentamos que lean lo que a nosotros nos gustaría leer, y no lo que a ellos les interesaría, hay algunos libros que deberían ser obligatorios como Elmer, el elefante diferente, El grúfalo, Adivina cuánto te quiero o ¿A qué sabe la luna? Déjate asesorar por el personal de la tienda.
  6. Hazles un sitio acogedor para la lectura, igual que tú tienes tu sillón, hazles a ellos un sitio genial en el que quieran zambullirse en la maravilloso mundo de la lectura.