Esparcimiento: dónde llevar a tus hijos sin gastar mucho dinero

Aunque soy una fan de la tecnología y admito que me costaría mucho vivir sin acceso a Internet, cuando se trata del esparcimiento de mis hijas, poco me agrada la idea de hacerles pasar el tiempo pegadas a una pantalla, mirando películas o jugando con aplicaciones. Si bien a veces es prácticamente inevitable recurrir a …
Univision
22 Dic | 6:48 PM EST

Aunque soy una fan de la tecnología y admito que me costaría mucho vivir sin acceso a Internet, cuando se trata del esparcimiento de mis hijas, poco me agrada la idea de hacerles pasar el tiempo pegadas a una pantalla, mirando películas o jugando con aplicaciones.

Si bien a veces es prácticamente inevitable recurrir a la tableta o al celular para mantener a los hijos entretenidos, hay decenas de otras opciones que no sólo los divierten, sino que los ayuda a socializar, a conocer otros lugares, a aprender y a jugar—algo que los chicos no deben dejar de hacer mientras crecen.

Y la buena noticia es que muchas de estas actividades sólo requieren planeación y la voluntad de ir, porque son gratuitas o tienen un costo bajo que permite hacerlas sin pasarnos en los gastos.

Éstas son algunas de las ideas para que los chicos se diviertan y los grandes no nos gastemos cantidades innecesarias de dinero en el esparcimiento de la familia:

Día gratis: Museos, zoológicos y jardines botánicos suelen tener un día a la semana en el que no cobran admisión, es decir aceptan donaciones a discreción y los visitantes pueden pagar lo que quieran, o lo que puedan. Estos días suelen ser entre semana, por lo que si los hijos van a la escuela, la opción es ir luego de la salida de clases o durante algún receso escolar.

Organizaciones comunales: Muchas organizaciones vecinales coordinan eventos para chicos en los barrios que suelen ser gratis o de bajo costo. Estas actividades incluyen manualidades, juegos, clases de música, de danza, shows teatrales, etc. Y lo bueno de esto es que para ir no hay que movilizarse, ya que ocurre en el mismo barrio y es una forma de apoyar y ser parte de la comunidad.

Natación y otros deportes: Centros deportivos de la ciudad o entidades como YMCA ofrecen clases a bajo costo de todo tipo de actividades (natación, baile, karate, etc.) En varias oportunidades durante el año abren sus puertas para las clases de demostración que casi siempre son gratuitas. En New York, por ejemplo, la ciudad cuenta con decenas de centros recreativos en los que se puede nadar, jugar al basket ball, hacer gimnasia y baile pagando una cuota bien baja o en algunos casos nada.

Talleres gratuitos: Hay tiendas como Michaels o The Home Depot que ofrecen talleres gratis para chicos, una o dos veces al mes. Sólo hay que registrarse para garantizar tener un espacio y quizá comprar algún kit para participar en el taller (casi siempre están por debajo de los 10 dólares).

Suscripción a museos y parques: Otra forma de tener esparcimiento familiar a bajo costo es haciendo una inversión anual, como por ejemplo comprar las membresías de los museos o parques a los que tu familia va dos o tres veces al año. Los miembros tienen acceso gratis y reciben descuentos en eventos especiales y pueden llevar invitados sin cargo alguno.

Librerías, bibliotecas o centros culturales: En estos lugares ofrecen lectura de cuentos (storytelling) todas las semanas para infantes, preescolares y chicos que van a la escuela. En algunos casos también presentan libros en español, acompañados con música o actuación. Busca el calendario de eventos de tu librería o biblioteca más cerca para saber si necesitas registrarte.

Leer, un placer genial: Seguro nunca escucharás a nadie decir que leer mucho puede hacerle mal a tu hijo. Cosas mágicas pasan cuando los pequeños están atentos a la lectura y su imaginación trabaja a pleno. La organización Reading is Fundamental (RIF.org) tiene decenas de recursos e ideas para fomentar la lectura en casa en inglés y en español.

Juegos de mesa: Armar un rompecabezas o jugar al dominó puede convertirse en un atractivo para los chicos, siempre y cuando los grandes les demos la oportunidad de hacerlo. Estos juegos requieren concentración, atención y dedicación y verás que los pequeños quedan satisfechos cuando ven que se pueden divertir aún cuando se requiere un poco de esfuerzo.

Yoga y relajación: Nunca es demasiado temprano para ayudar a los hijos a estar en armonía o distendidos. Hay centros de yoga que ofrecen clases a cambio de una pequeña donación. También puedes hacer yoga o relajación en casa con ellos (y los vecinos del piso de abajo estarán agradecidos que en vez de saltar y correr por la casa, tus hijos están quietos por un rato).