null: nullpx
Papás y Mamás

Español en casa: consejos para que tus hijos sean bilingües

15 Sep 2014 – 02:32 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

“Aquí se habla español”, es uno de esos slogans que siempre voy a recordar. Es una frase sencilla pero cargada de determinación, y de orgullo. Cuando dejamos atrás nuestros países también llevamos en la maleta nuestra identidad, nuestra cultura, nuestro cariño por los seres queridos y por supuesto nuestra lengua. Así que hablar español en casa es mantener vivo ese tesoro que alguna vez dejamos en nuestra tierra natal.

Lograr criar hijos que hablen dos idiomas es una labor increíblemente admirable, sin embargo es mucho más sencillo de lo que parece. Hay muchos métodos y siempre encontraremos innumerables teorías y estudios de cuál es la mejor estrategia para lograr que nuestros hijos sean perfectamente bilingües. Pero creo que todo comienza en casa y luego seguramente la escuela, los amigos y la sociedad harán el resto. Hablar español en casa de manera constante, muy muy constante diría yo, es la verdadera base para lograr que nuestros hijos hablen dos idiomas.

Muchos padres hispanos que viven en países de habla inglesa hacen esto de manera espontánea y desde que sus hijos nacen se comunican con ellos, en la mayoría de los casos, en su español natal. Ésta es la mejor manera de comenzar a criar hijos bilingües. Los expertos aseguran que todos los bebés desde el día de su nacimiento desarrollan una secuencia auditiva en su cerebro que es una especie de mapa con el que identifican el idioma apenas lo escuchan. A los 12 meses ya tienen un entendimiento auditivo completo y son capaces de percibir los sonidos de cada idioma. Así, si escuchan español en casa e inglés en la calle o en la TV, ellos ya perciben cada idioma como una secuencia de sonidos distinta.

El miedo natural de la mayoría de los padres es qué pasará cuando luego de 2 o 3 años en los que el niño sólo domina el idioma español, ¿podrán comprender y hablar inglés cuando entren al preescolar o kindergarten? Está demostrado que a esta temprana edad es mucho más beneficioso que hablen primero el español y luego aprendan el inglés en la escuela, pues será el idioma con el que tendrán contacto a diario en la calle.

Algunos consejos que podemos seguir para mantener el idioma que nuestros hijos ya aprendieron desde su nacimiento, tienen que ver con rutinas sencillas pero que debemos seguir de manera continua y constante. Es probable que a medida que crezcan y socialicen mucho más con compañeros en inglés, quieran hacerlo en casa también. Incluso si papá y mamá hablan y entienden el inglés, no deberíamos hablares nunca en otro idioma que no sea español en casa. Así nuestros hijos sabrán que es la mejor y única forma de comunicarse de manera clara y directa con la familia.

En los primeros 4 a 6 años cuando nuestros hijos ya dominen el inglés que aprendieron en la escuela pueden experimentar ligeras confusiones al hablar español. Como decir “chiquito bus” (pues en inglés es little bus) o grande casa (big house). Mi sobrino pasó su infancia en Florida y decía “puedo escobar?”, para preguntar si podía barrer la cocina. Son errores gramaticales sin importancia y se oyen lindos y graciosos. Pero esto es algo que ellos mismos corregirán automáticamente en sus cerebros cuando estén un poco más maduros.

Cantar y escuchar música en español, leer literatura hispanoamericana y para mí algo que será una experiencia invaluable es llevar de viaje a tus hijos, en la medida de las posibilidades, a visitar el país natal de sus padres. Mis primos pasaban su temporada de vacaciones en Venezuela, compartiendo no sólo el idioma, sino el calor de la familia, las costumbres, la comida, los modismos y las expresiones propias de la zona. Estos viajes conectan a tus hijos con la familia, les abre mucho más la perspectiva del mundo y naturalmente los ayudará a mantener viva la lengua de sus padres.

Todos los estudios demuestran que los niños bilingües o políglotas tienen más habilidades intelectuales que los niños que sólo hablan un idioma. Además serán personas más abiertas y con mucha más confianza en sí mismos, pues tienen más de 2 perspectivas sobre un mismo pensamiento pues cada lengua es como un mundo distinto. Serán ciudadanos del mundo, competitivos a nivel laboral y, sobre todo, orgullosos de hablar el idioma que llevan en la sangre.

Reacciona
Comparte
Publicidad