null: nullpx
Papás y Mamás

Enseñémosle a nuestros hijos a ser firmes en sus convicciones

12 Sep 2015 – 06:37 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Hace un par de semanas ocurrió algo que me sacudió desde lo más profundo de mi ser. Estaba al otro lado del mundo (literalmente, estaba en Australia grabando The Voice), cuando me enteré que aquí en Estados Unidos el racismo a los latinos estaba en el centro de la luz pública. Hice lo que fue innato en mí. Declaré mi opinión y defendí lo mío… mis raíces y a la comunidad hispana que tanto quiero.

Realmente, esto es algo que yo llevo en mi sangre. Para mí el bullying de ninguna forma es aceptable. Es algo que inculco en Matteo y Valentino todos los días. Pienso que como padres tenemos una gran responsabilidad de enseñarle a nuestros pequeños que la vida hay que vivirla de manera pacífica, que el odio no es aceptable y que con amor todo se puede. También pienso que es igual de importante demostrarles que uno tiene que defender sus convicciones, que cuándo uno ve una injusticia el silencio no es salida y que a veces pararse firme conlleva crítica externa pero también paz interna.

Estoy de acuerdo de que la vida de por si es complicada. Que a veces nosotros pensamos, ¿para qué complicármela más? ¿porqué no dejar en otros esta pelea? Sin embargo, la vida está llena de estas pruebas. Y nuestros hijos las enfrentarán, probablemente a menos dimensión, en su día a día. Hoy sabemos que el tema de bullying es grave… es gravísimo. Hemos perdido demasiados niños a causa de esto, y cuántos más no han sufrido traumas de por vida porque otros usaron su “auto-denominado poder” para apocar a aquellos que no se sienten tan fuertes.

¡Basta ya!

Unamos nuestros esfuerzos como padres y hablemos con nuestros hijos. Seamos ejemplos de defensores de nuestras convicciones. Enseñémosles que su voz importa igual o más que la de aquello que quieren verlos derrotados. Estoy convencido de que este mundo puede cambiar y para mejor. Pero también tengo muy claro que eso empieza en casa y que la conversación y el amor son claves para poder ver ese cambio. Así que los invito a que hoy conversen con sus hijos. ¡Seamos el ejemplo a seguir!

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Publicidad