El tamaño de la familia: ¿por qué parar después del segundo hijo?

Hace siete años, fui a una fiesta infantil de cumpleaños. Después, le pregunté a mi mamá: “¿Te sentirías decepcionada si nunca te doy nietos?” Bueno, un año después las cosas cambiaron para mi esposo y para mí. Algo desencadenó nuestro deseo de comenzar una familia. Estábamos listos para aumentar el tamaño de la familia. En …
Univision
29 Dic | 6:00 PM EST

Hace siete años, fui a una fiesta infantil de cumpleaños. Después, le pregunté a mi mamá: “¿Te sentirías decepcionada si nunca te doy nietos?” Bueno, un año después las cosas cambiaron para mi esposo y para mí. Algo desencadenó nuestro deseo de comenzar una familia. Estábamos listos para aumentar el tamaño de la familia. En 2009, le dimos la bienvenida al mundo a nuestra bella hija Lydia y en 2011, le dimos la bienvenida a nuestro hermoso hijo Bryce. Con dos hijos, sentimos que nuestra familia estaba completa.

Algunos factores nos ayudaron a determinar cuántos niños eran los adecuados para nosotros:

  1. Yo sólo tengo dos manos. Esto lo digo constantemente. Como madre que trabaja en la casa, estoy con mis hijos las 24 horas de los siete días de la semana. Su seguridad es mi prioridad principal, y estar monitoreando a dos niños chiquitos puede ser un reto. No importa si estamos cruzando la calle o jugando en el traspatio, no me quiero sentir como que estoy sacrificando la seguridad de uno por el otro.
  2. Tengo una niña y un niño. Estoy más que agradecida de poder experimentar criar a un varón y a una niña. Me hace sentir que estoy balanceada y completa con el tamaño de la familia. Aunque yo no defino a las personas de acuerdo con el sexo, por naturaleza mis hijos ya son muy diferentes, lo cual me hace usar distintas estrategias, y ajustar mi forma de pensar para ser la mejor madre para cada uno de ellos. Quiero criar a mi hija para que sea una mujer fuerte y a mi hijo para que sea un hombre fuerte.
  3. El alto costo de criar a un hijo. Más allá de los gastos diarios, hay gastos a largo plazo que representan compromisos monetarios enormes. Cuando cada niño nació, compramos fondos prepagados para la universidad, lo cual pagábamos mensualmente. De acuerdo con FinAid.org el costo de la colegiatura universitaria aumenta de 5 a 8% anualmente. El costo proyectado para la colegiatura de tu hijo puede ser calculado aquí. Otro factor económico enorme es el costo de la salud. Actualmente, nosotros gastamos $400 mensuales en un plan de salud muy básico. El tener otro hijo aumentaría estos gastos, lo cual no se ajusta a nuestro presupuesto.
  4. La salud como prioridad. Comer saludable es muy importante para mi familia. De acuerdo con un artículo publicado en USA Today el pasado mes de mayo, el promedio del costo de alimentar con comida saludable a una familia de cuatro es entre $146 y $289 a la semana. El tamaño de la familia es, definitivamente, un factor en la cantidad que se gasta en comida, especialmente para nosotros que nos alimentamos con comida orgánica, y llevamos una dieta libre de GMO lo más seguido posible.
  5. Quiero disponer de tiempo para mis hijos. Mi esposo es maestro, y yo trabajo desde la casa como instructora universitaria y bloguera. Aunque no somos ricos, hemos mantenido estabilidad financiera en los últimos 5 años, desde que quedé embarazada. Si tuviéramos más hijos, yo tendría que regresar a mi trabajo de tiempo completo, lo cual no me permitiría disfrutar de los momentos maravillosos con mis hijos. Esto es un sacrificio que no estoy dispuesta a hacer.

Todos estos factores contribuyen a limitar el tamaño de mi familia a sólo dos hijos. ¿Cómo determinas el tamaño de tu familia?