null: nullpx
Papás y Mamás

El ‘Homeschooling’ o la educación en casa. Algunos puntos de vista.

27 Abr 2015 – 06:29 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El ‘homeschooling’ o la escuela en casa es muy común en los Estados Unidos. Se llama homeschooling cuando los niños no van a la escuela regular, sea pública o privada, porque son enseñados en su propio hogar. La mayoría de las veces el maestro es uno de los padres, aunque en ocasiones se trata de una persona cercana o tutor.

Cuando le pregunté a un conocido sobre el por qué prefería enseñar a su hijo así y no enviarlo a la escuela, me contestó que así puede elegir el tipo de cosmovisión o sesgo con el cual serán adoctrinados sus hijos. Fue una broma, claro está, pero no se aleja mucho de la realidad. ¿Por qué quiero que mi hijo sea enseñado en la casa? Tal vez por guiarlo más de cerca, estar al pie de sus necesidades, compartir lo más mínimo con él o ella, enseñarle paso a paso lo que necesita saber de la vida, tal vez por motivos morales o religiosos porque ahora las escuelas públicas son laicas y no se puede hablar de Dios, también podría ser por motivos culturales. Algunas veces son los niños los que no pueden adaptarse al sistema escolar como tal.

Lo otro es que los niños pasan gran parte del día en la escuela y dejan de compartir en familia o con sus hermanos mucho tiempo valioso, cuando llegan a casa deben hacer tareas y mucho más. Pero más allá de los motivos quiero enumerar pros y contra sobre ‘Homeschooling’.

Los pro

  • Manejar un calendario flexible.

  • Tener un plan de estudios específico para satisfacer mejor los estilos de aprendizaje de cada niño.

  • Una menor exposición a los gérmenes, virus, influenza, etc.

  • No tendrás un problema con el ‘Bullying” o la intimidación por parte de algún compañero de escuela.

  • Las principales autoridades son Dios y la familia, no el gobierno.

  • Se puede pasar más tiempo juntos en unidad familia y los vínculos son más estrechos.

  • La enseñanza en el hogar es más eficiente, los niños pueden hacer más rápido sus tareas y luego no tienen deberes pendientes.

  • Se les da tutoría sobre ciencias, matemáticas, pero también sobre crecer y ser mejores personas.

  • Se pueden tener más clases extracurriculares. Por ejemplo relacionadas con música (piano, flauta, violín), lecciones de ballet, natación, viajes al campo y otras actividades con grupos de niños que se educan desde la casa.

  • Hay más tiempo para involucrarse y servir en la iglesia, así como en proyectos de voluntariado.

  • Requiere de un trabajo duro y disciplina, pero es un sacrificio muy bien recompensado.

Contras

  • Los costos podrían ser altos tanto en currículo y materiales de construcción (debe tenerse espacio y un salón de clases en casa).

  • Podría pensarse en una pérdida potencial de ingresos de uno de los padres que se quede en casa.

  • Requiere disciplina y la organización para completar los cursos de manera oportuna.

  • Pasan más tiempo juntos en familia, pero tal vez demasiado tiempo juntos. A veces cada quien necesita su propio tiempo y espacio.

  • No hay que olvidar el proceso de socialización que los niños experimentan en el colegio. La socialización con los hermanos es distinta a la que se vive con los amigos.

  • El enfrentarse a retos diarios, a ser sociables, a adquirir desafíos y experiencias fuera de casa no podría ser factible.

  • Poder tener una amistad con otros niños de su edad y con profesores no sería posible.

Mi caso particular

Definitivamente creo que la escuela en casa no sería una opción para mi hija. Tendría que ser yo la maestra y no manejo 100% el inglés ni la cultura americana como para que ella haga una inmersión básica de todo lo que debe aprender. Además, estoy enseñándole español cada día y sería como duplicar el esfuerzo. Lo más importante es que estoy convencida de que ella es muy sociable y extrovertida y es feliz compartiendo con otros, además de su propia familia. Pienso, en mi caso, que sería como cortarle las alas.

Una conclusión

No soy ni seré la mejor madre por enseñarle en casa a mi hija, y tampoco soy mala por no querer hacerlo y seguro tú tampoco lo eres. Simplemente somos padres que queremos lo mejor para nuestros hijos y cada opción y decisión para su futuro es muy válida. Antes de tomar la decisión del ‘Homeschooling’ cada padre debe mirar si en realidad esa opción es buena para su familia, debe conocer las leyes al respecto, elegir un grupo de ayuda y el plan de estudios a usar.

Hay mucho más tema que contar sobre la escuela en casa o ‘homeschooling’, estos son solo algunos aspectos. ¿Tienes algo que añadir? Escríbenos sobre tu punto de vista.

Reacciona
Comparte
Publicidad