null: nullpx
Papás y Mamás

El cuento de la familia: el gran “había una vez” del libro familiar

22 May 2014 – 01:20 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Todos, en nuestros hogares, de seguro tenemos un libro familiar. Quizás un álbum con páginas antiguas y fotografías de gran valor que nos recuerdan el legado de nuestros antecesores. O quizás, un archivo virtual de aquellas imágenes que conmemoran los logros y las etapas de desarrollo de nuestros sobrinos y nietos, herederos de este nuevo milenio. Pero, ¿qué tal sería crear un cuento de nuestra familia, como parte de la colección de recuerdos de nuestro linaje?

Resulta importante señalar que tanto el proceso didáctico y divertido de leer cuentos a nuestros hijos, como el de crear nuevas historias para ellos, activa las regiones cerebrales relacionadas con la empatía, la memoria, el proceso de decisión, la percepción y la imaginación. Asimismo, debemos destacar que los ritos y los rituales aportan a la identidad del sistema y la cohesión a nivel familiar. Tomando en cuenta la importancia de tales factores, comencemos la aventura de crear nuestro libro familiar a través de la magia del cuento:

  1. ¿Qué es un cuento? En primer lugar, te invito a descubrir lo que es un cuento, partiendo de su estructura. Comparte con tus hijos las distintas partes de la narrativa corta y descubre cómo se elabora el fascinante mundo de contar aventuras, desde la imaginación. Esta fase es esencial a la hora de crear nuestro cuento, como parte de ese libro familiar de recuerdos y vivencias.
  2. El protagonista: Sabemos que si los personajes son aquellos seres que le otorgan vida al cuento, el protagonista es quien se distingue entre ellos, precisamente, porque la historia gira en torno a éste. Descubran el proceso de construcción de personajes y creen una historia en donde todos los miembros de la familia asuman una función protagónica. ¿Qué evento o rito los une, como sistema familiar? ¿Qué elementos les gustaría destacar, como parte del legado que quieren transmitir a través del cuento? ¿Qué historia de su vida quisieran perpetuar en su libro familiar? No olviden describir a cada protagonista de la mejor manera posible. Las cualidades físicas, mentales y espirituales, así como su pensar sobre determinados temas o sus mayores sueños, forman parte de los aspectos importantes de cada protagonista. Describan su relación con el resto de los personajes, pues las relaciones forman parte de las interacciones entre los personajes.
  3. El entorno: Dado a que el entorno del cuento resulta indispensable para poder ubicar la historia en tiempo y en espacio, les invito a construir en consenso el lugar donde se ubicará el cuento a ser narrado. Utilicen todos los sentidos para poder evocar la historia con mayor precisión (los olores de lugar, los colores, los sabores de sus frutas). Incluso, el dibujo puede ser una gran herramienta para poder describir posteriormente, con palabras, lo que las imágenes narran por sí solas. Elijan a uno de los miembros, “el dibujante oficial”, para que dibuje el entorno y los personajes. Seleccionen quién será el “escribano” o la “musa” del cuento y quién será el “lector oficial” del cuento. Que cada miembro de la familia trabaje un aspecto de la producción del mismo. Representarlo en escena mediante las artes dramáticas, puede ampliar las funciones de cada miembro de la familia en este proyecto interesante.

  4. ¡A compartir su historia! Una vez que tengan el cuento elaborado y haya sido aprobado por todos los miembros del equipo, es hora de compartirlo. Todo ello, a través de un video, una narrativa en las redes sociales, un pergamino para las futuras generaciones, una escena en una actividad familiar o hasta enterrarlo en un envase y abrirlo, diez años después. Pueden ser capaces de crear una historia insuperable, que narre sus vivencias, el valor de cada uno de los miembros de la familia y que exprese su gran orgullo de ser una familia unida y bendecida. ¡Sean creativos! Su ingenio y sus mentes en equipo son capaces de crear, con las dimensiones de la imaginación, algo más allá de lo que podamos pensar.

¡Tu vida familiar es más que un cuento! Estoy deseoso por conocer tu historia, no olvides compartirla conmigo. Ahora, abre las puertas del mar de la creatividad y lánzate a esta aventura. Ha llegado la hora de comenzar a navegar. “Erase una vez…”

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad