null: nullpx
Papás y Mamás

Educar a los hijos: tips para explicar el desempleo

19 Ene 2015 – 01:03 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Cuando nos quedamos sin trabajo, puede ser un reto encontrar la manera de poder transmitirlo adecuadamente a nuestros hijos. Es conveniente no ocultar esta situación, porque necesitamos comunicarnos y sentirnos contenidos en el núcleo familiar. Además, esto es parte de educar a los hijos y poder ser modelos explícitos de cómo enfrentamos la situación y la superamos provocando cambios positivos en nuestras vidas.

Aquí algunos tips para educar a los hijos y explicarles este problema.

Dialoguemos: Conviene plantear la situación con vocabulario simple y acorde a su edad evolutiva, ya que con el lenguaje corporal, la irritabilidad y el mal humor que podemos presentar al principio de este proceso, ¡ya estamos comunicando! Los niños nos observan continuamente y nos conocen muy bien, entonces es preferible contarles la situación y que sepan que el problema ¡no es con ellos!

Controlar la ansiedad o el dramatismo: Es importante hablar con los niños con naturalidad y tranquilidad. Tratemos de comunicarles optimismo y seguridad, a pesar de que estamos atravesando una situación difícil para nosotros. Por ejemplo, podemos transmitirles que ya estamos buscando un nuevo empleo y que mientras tanto aprovecharemos el tiempo para estar junto a ellos.

Hablarles sobre el cambio: Es importante educar a los hijos sobre la importancia del cambio. A lo largo de nuestra vida experimentamos cambios y es necesario asumirlos, y prepararnos para adaptarnos a cada uno de ellos.

Compartir los procesos de búsqueda: Compartir los procesos de búsqueda junto a ellos, puede ser una buena oportunidad de aprendizaje grupal. También estaremos enseñando explícitamente cómo buscar empleos y esto los beneficiará en un futuro.

Valorar: Las dificultades económicas que acompañan esta crisis laboral, son una buena oportunidad para educar a nuestros hijos a valorar lo que tienen, diferenciar lo que es necesario y lo que no es, y a educarlos sobre la cultura del ahorro.

La comunicación de esta situación con nuestra familia, nos permitirá compartirlo y no estar solos uniéndonos afectivamente con cada uno de ellos.

Reacciona
Comparte
Publicidad