null: nullpx
Papás y Mamás

Educando el paladar: tips para que los hijos prueben comidas diferentes

4 Oct 2014 – 01:51 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Cuando me mudé de Argentina a Estados Unidos, una de las cosas que más me costó acostumbrarme fue a la comida. Nada me gustaba, todo me parecía muy picante, muy saborizado, el café aguado y la carne con gusto raro.

Aunque yo he ido educando el paladar, algo similar pasa ahora con mis familiares cuando me visitan. No es fácil adaptar el paladar a nuevos sabores, y entre más grandes seamos, peor parecer ser.

Pero como vivo en New York, una ciudad donde hay una diversidad increíble de comida, me parece ideal aprovechar para que mis hijas experimenten sabores y platos típicos de otros países y vayan, poco a poco, educando el paladar.

Éstas son algunas formas de ayudar a los más pequeños a probar comida diferente y a acostumbrarse a nuevos sabores:

Algo nuevo con algo que les gusta: Esto lo aprendí en un clase de alimentación sana, y la idea es que los chicos prueben algo nuevo pero combinado con alimentos que ya conocen y que les gusta. De esta manera, los pequeños no están frente a un platillo completamente desconocido y no están intimidados por lo que están por descubrir. Esto es muy importante, en especial con aquellos chicos que son delicados a la hora de probar algo diferente.

Prueba aunque a ti no te guste: Es probable que haya alimentos que a ti no te gusten, pero que quisieras que tus hijos prueben. Haz el intento de comerlos en frente de ellos e incentivarlos a que lo prueben. Quizá les pase como a ti, o, todo lo contrario y les termine gustando.

Involúcralos en el proceso: Lleva a tus hijos a una granja a recoger frutas o a ver cómo se elaboran los alimentos. Que ellos vean el origen y se sientan parte del proceso, puede ser el puntapié inicial para que tengan deseos y curiosidad de probar esa comida que nunca antes saborearon.

Celebra las tradiciones: Aprovecha las celebraciones como Día de la Independencia, o fiestas patrias de otros países para incorporar platos típicos en tu mesa. Si tu hijo tiene amigos de otras nacionalidades, invítalos a que te den ideas de platos típicos y que tus hijos estén presentes y aprendan sobre la diversidad gastronómica.

La vuelta al mundo en 80 platos: Una amiga me invitó a ser parte de una experiencia que consistía en probar platos de diferentes países en Nueva York, y así fue como probé comida de Indonesia, de Australia, de Turquía, platos típicos rusos y delicias belgas, entre otros. Se puede hacer algo parecido en casa, obviamente no tiene que ser 80 platos, pero se puede empezar con 10, y ver cómo funciona. De esta manera no sólo estarás educando el paladar de tu hijo, sino que juntos pueden aprender sobre historia y cultura del país al que pertenece el plato que van a probar.

No los presiones: Si tus hijos no están dispuestos a probar un plato diferente hoy, no los presiones. Espera—mañana puede ser que tengan otra disposición y hasta les interese probarlos sin que tú les tengas que pedir.

¿Cuáles son tus trucos para ir educando el paladar de tus hijos?

Reacciona
Comparte
Publicidad