null: nullpx
Papás y Mamás

Dormir solos o seguir durmiendo con papá y mamá

11 Dic 2014 – 11:27 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Tal vez algunos padres no se lleguen a preguntar sobre si los niños deben empezar a dormir solos, porque sencillamente los acostumbraron a hacerlo desde sus primeras semanas de edad en su propia cuna y cuarto. Otros durmieron en la misma habitación por algunos meses (en su propia cuna en el cuarto de los padres), otros tantos continúan durmiendo con los pequeños en sus propias camas. Algunos optan por dormir un rato con los hijos en la cama y luego llevarlos a su cuna. Cualquiera que sea la situación, siempre es bueno conocer qué dicen los demás y qué han podido estudiar los expertos.

Lo cierto es que algunos niños pequeños se resisten a dormir solos y lloran porque quieren dormir con mamá y papá y para ellos tal vez es más difícil adaptarse al cambio si se hace de manera brusca. O sea, no puedes ponerlo en su cuna porque ya toca, ya ha crecido, sin hacer una transición o ayudarlo a darse cuenta que no pasará nada, que puede disfrutar de su propio espacio. Qué bueno poder enseñarles a dormir solos sin que tengan temor, sin lágrimas, pataletas y gritos. Es mejor hacerlo con calma, poner música suave, tener siempre un buen cuento que leer o historia que contar, que duerman con la certeza que al despertar ahí estarás para ellos, estén o no en su propio cuarto.

En los últimos años, expertos han asegurado que desde la antigüedad y en la mayoría de los países el dormir con los hijos desde pequeños es una práctica muy arraigada. Esto se denomina colecho y dicha práctica ayuda a que los infantes crezcan tranquilos y sanos. Otros en cambio afirman que podría aumentar las posibilidades de la muerte súbita.

Los que defienden el colecho afirman que los niños pequeños deberían dormir con sus padres hasta que tengan por lo menos tres años de edad y que descansan mejor de esta forma, además ayuda a su desarrollo cerebral. Algunos expertos dicen que sólo hasta los cinco años, el niño tiene mayor autonomía y ya puede conciliar el sueño solo sin mayores temores. Lo otro es que hay que tener en cuenta que los bebés no deben estresarse y que la ansiedad de separación les puede causar problemas psicológicos y físicos.

Ellos desean dormir contigo o cerca de ti porque es que los niños sólo con sus progenitores se sienten seguros, amados, protegidos y cálidos. Y por las noches cuando todo está en calma y la familia está completa, piden mimos y abrazos. Lo importante en este caso es saber si debemos afianzar la seguridad de los niños o dejarlos llorar y que se acostumbren a dormirse solos en su cuna o cama. Pero la respuesta es personal y hace parte de la cultura de cada familia y de las decisiones que se hagan, porque cada familia dependiendo de sus costumbres y necesidades tienen diferentes métodos para dormir a sus hijos.

Se supone que un niño que se sienta seguro y se duerma junto a mamá o papá, en el futuro cercano no lo necesitará más y será más independiente que aquellos que siempre han dormido solos. Cada familia construye sus propias maneras de desenvolverse en este sentido.

Reacciona
Comparte
Publicidad