null: nullpx
Papás y Mamás

Desórdenes alimenticios: cómo prevenirlos en nuestros hijos

22 Jul 2014 – 11:32 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Según la Organización Mundial de la Salud, ésta es “un estado de completo bienestar físico, mental y social”. La salud no solamente se da en la ausencia de enfermedades, sino que necesitamos de recursos físicos, psicológicos y sociales para alcanzarla.

Los desórdenes alimenticios se presentan cuando una persona no recibe la ingesta calórica que su cuerpo requiere para funcionar, de acuerdo a sus características particulares (edad, sexo, peso, altura). Pueden estar causadas por una distorsión de la percepción de la propia imagen corporal.

La alimentación es un cimiento fundamental para llevar una vida saludable. Como padres, debemos dialogar con nuestros hijos para evitar posibles desórdenes alimenticios. Los expertos sugieren que conviene hablarlos, focalizándonos sobre los pilares imprescindibles para una vida sana, por ejemplo: el ejercicio físico y una dieta equilibrada.

Aquí comparto algunos consejos para tener en cuenta en casa:

Hábitos saludables: Fomenta dentro de su rutina diaria ejercicios físicos como andar en bici, caminar y nadar. Éstas son actividades que se pueden llevar a cabo diariamente, y les permitirá no caer en el sedentarismo mientras disfrutan de todos los beneficios de la actividad física.

Dialogar sobre la publicidad y los estereotipos: Explícales que la salud no depende de la belleza física estética y conversa con ellos sobre los estereotipos que presenta la televisión o la moda, buscando otros fines o brindando distintos mensajes. Enséñales a utilizar el juicio crítico sobre las diferentes publicidades, para que puedan discernir con una buena conclusión.

Educar con el ejemplo: Muestra directamente con acciones claras, prácticas y sencillas, cómo te cuidas de manera sana y responsable, fundamentando positivamente el por qué de tu elección. ¡Damos lo que somos!

Comer en familia: Trata de mantener una rutina estable, con respecto a las comidas diarias e intenta mantener a todos juntos en la mesa. Esto permitirá brindarle importancia a este momento, observar reacciones de tus peques ante la comida y acompañarlos brindando un buen ejemplo con tus acciones diarias.

Informarnos sobre estos temas: Como padres debemos estar informados sobre estos temas. Actualmente puedes acceder a la información a través de diferentes medios como Internet, folletos, charlas informativas y grupos de padres que se forman por diferentes temáticas. ¡A consultar!

¿Qué otros consejos se te ocurren para prevenir desórdenes alimenticios? Cuéntanos.

Reacciona
Comparte
Publicidad