Demostrar compasión: la caridad comienza en casa

Estoy convencido de que una de mis grandes responsabilidades como padre—además de tratar de que mis hijos por lo menos prueben los repollitos de Bruselas (brussels sprouts)—es que mis hijos aprendan lo que significa la compasión. De todos mis logros, lo que más me ha dado gratificación en mi vida ha sido darle una mano …
Univision
9 Ene | 3:48 PM EST

Estoy convencido de que una de mis grandes responsabilidades como padre—además de tratar de que mis hijos por lo menos prueben los repollitos de Bruselas (brussels sprouts)—es que mis hijos aprendan lo que significa la compasión. De todos mis logros, lo que más me ha dado gratificación en mi vida ha sido darle una mano a alguien que lo necesita. Quiero que mis hijos disfruten de esa experiencia de alegría, y cada vez que puedo, animo a las personas a que encuentren la manera de dar a quien lo necesita.

Pero no siempre fue así. Cuando comencé con mis obras de caridad, nunca hice públicas estas actividades ni le permití a las organizaciones que usaran mi nombre, porque no quería que el público pensara que lo hacía por publicidad. Pero un día, un amigo me señaló que mi fama podría ayudar a muchas causas dignas de visibilidad. Desde entonces, he sido más público en cuanto a mis acciones de caridad. Y me di cuenta de que es verdad: un buen acto de compasión contagia a otros a hacerlo. La efusión del apoyo del público para las causas que estaban cerca de mi corazón fue impresionante. Por esa razón, deseo destacar la caridad y las buenas acciones como el centro de esta página web. Sé que las historias altruistas inspirarán a otros para que muestren compasión y busquen las formas de ayudar.

También quiero destacar que no hay acción demasiado pequeña. Cuando pensamos en los grandes problemas que enfrentamos hoy en día, como la pobreza y la falta de hogares, parecen tan grandes que pensamos que no podemos hacer una diferencia en esas vidas. Pero la verdad es que cualquier expresión o donación puede tener un grandísimo efecto en otra persona. No tenemos que resolver el problema en su totalidad. Solamente tenemos que enfocarnos en formar parte del panorama en general. Tener y demostrar compasión.

Yo me he comprometido a hacer lo que pueda por acabar con la explotación de los niños a través de Ricky Martin Foundation. Nuestra principal iniciativa es “People for Children” (Las Personas a Favor de los Niños), la cual funciona para derramar luz sobre el tráfico de niños. Mis hijos tienen que encontrar lo que les apasione a ellos. Pero sin importar lo que sean, me siento orgulloso y agradecido sabiendo que ellos están haciendo una gran diferencia en este mundo.

¿Cuál es la causa o caridad que está más cerca de tu corazón? Compártela aquí con nosotros y dinos cómo podemos ayudar.