null: nullpx
Papás y Mamás

Crea una casa embrujada en la terraza o en el balcón

31 Oct 2013 – 02:46 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Octubre es el mes ideal para “embrujar” los sentidos de tus hijos. Es el tiempo para aprovechar los últimos días sin frío y llenar la casa con los personajes más populares de la temporada: fantasmas, arañas, calabazas, brujas y esqueletos.

Basta con tener un espacio pequeño, como un balcón o una terraza, para poner la creatividad de la familia en marcha e invitarlos a crear una casa embrujada.

Las calabazas son las reinas de Halloween y para que el embrujo sea más efectivo, lo ideal es planear una tarde de visita a una granja cercana para recogerlas y llevarlas a casa. Las visitas son cada vez más populares, e incluyen actividades para niños y la oportunidad de tomarse una foto para compartir con la familia.

Las calabazas se pueden tallar (carving), pintar o decorar con etiquetas de vinilo, que se ven en las tiendas y online. Además, se les puede poner una vela artificial (flameless candle) para que por la noche la casa embrujada tome vida.

Si en la casa hay galones de leche o de agua, se pueden convertir en simpáticos fantasmas, solo hay que vaciarlos, darles vuelta, pintarles los ojos y la boca con marcadores, y…¡BOO! Si se animan a algo más elaborado, lo ideal es poner luces (como las de Navidad) dentro de cada botellón para iluminar el fantasma desde adentro.

Otra forma rápida de decorar la casa embrujada es usando globos naranjas y negros. Puedes pintar ojos en los globos y crear criaturas escalofriantes en un par de minutos.

Las luces son parte importante de una casa embrujada, y para que no haya peligro lo mejor es evitar las velas. Se pueden usar luces pequeñas de color naranja bordeando todo el balcón o en las plantas, o recurrir a la gran oferta que hay en las tiendas de Halloween que venden luces para patio con forma de calabazas, fantasmas y arañas.

También, usando las bolsitas de papel en las que se pone la comida de los chicos, se pueden crear faroles fantasmas para la terraza: se necesitan las velitas artificiales y la imaginación para darle vida a los fantasmitas.

Vasos y platos de papel también son elementos que sirven para hacer criaturas de miedo y colgarlas en el balcón con el hilo de pescar o ganchos adhesivos. 

Y que por favor, no falten las brujas ni los vampiros: con cartulina negra, y temperas blancas los chicos pueden recortar y crear a los personajes más populares de Halloween y colgarlos en la terraza o en las ventanas. En Internet abundan las páginas con moldes para bajar gratis y darle vida a estos famosos habitantes de la casa embrujada.

Lo importante es que la creación sea una actividad familiar, que ayude a los chicos a dejar volar su imaginación y les enseñe el valor de las cosas hechas a mano. Y además que les permita embrujar a sus amigos y hacerles pasar un buen rato.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad