Papás y Mamás

Conversar con tu bebé en su idioma aumenta sus capacidades lingüísticas

Padres que conversan con sus bebés imitando sus sonidos están contribuyendo al desarrollo de sus capacidades lingüísticas, confirma estudio
23 Ago 2016 – 4:44 PM EDT

Durante muchos años hemos escuchado que a los niños hay que hablarles como adultos y que el hablarles en tonos graciosos y voces raras es contraproducente porque afecta la facilidad con la que el niño aprende a hablar. Pues ahora llega un estudio que parece indicar todo lo contrario.

El estudio publicado en el Psychological Review de la Asociación Americana de Psicología revela que los bebés pueden distinguir cuando hablamos como adultos de cuando hablamos como ellos y que prefieren cuando hablamos como bebés. El hablar con expresiones faciales exageradas, imitando los sonidos que hace tú bebé y en tonos altos y bajos en realidad podría contribuir al desarrollo de las capacidades lingüísticas de los más pequeños.

La idea es que aunque suenen graciosos en el intento, los padres que hablan con bebés en su idioma están facilitando el aprendizaje de los sonidos vocales. El ‘idioma de bebés’ no sólo es simple (todo el mundo lo ha utilizado alguna vez) sino que además entretiene a los bebés y capta su atención.

Los autores del estudio, investigadores de las universidades de Rutgers, Maryland y Berkeley, intentaron diversas maneras de que una computadora le enseñe a otra a hablar y encontraron que la computadora aprendía más fácilmente cuando le ‘hablaban’ en tonos altos y bajos enfatizando exageradamente los sonidos vocales.

La claridad y el énfasis que utilizan los padres que imitan los balbuceos infantiles ayudan a los niños a entender de dónde viene el sonido, a repetirlo y diferenciarlo. Tanto así, que algunos resultados apuntan a que este tipo de comunicación podría lograr que los niños sepan el doble de palabras que otros niños antes de los dos años, ya que los bebés en realidad aprenden idiomas mucho antes de lo que aprenden a hablarlos.

Las vocales exageradas y el tono gracioso también incentivan a tu bebé a comunicarse contigo, lo que además asegura que siga ‘intentando’ hablar, un paso positivo hacia dominar el lenguaje. La comunicación es el ingrediente clave, pues como lo asegura Anne Fernald de la Universidad de Stanford, no sólo se trata de hablar sino de comunicarse con el bebé y de generar una conexión. “El hablar con los bebés desde el primer momento los ayuda a conceptualizar y a entender las reglas y ritmos del idioma”, dice Fernald.

Hay que tener en cuenta que la claridad en el énfasis de los sonidos es importante pues la controversia entre cómo hablar a los bebés gira alrededor de ello. Muchas veces los padres enfatizan los sonidos, exagerando las vocales y esto los hace ser poco claros en su comunicación generando el efecto contrario de lo que quieren lograr. Asimismo, es importante tomar en cuenta que todos los niños son distintos y que hay factores, como el hablarle al bebé en dos idiomas, que contribuirán con su vocabulario pero podrían retardar un poco el habla en ciertos casos.


Así que padres, no le teman al ridículo, conversen con sus bebés, levanten las cejas, arruguen la nariz y eleven el tono. Ellos, muy atentos, se los agradecerán tal vez incluso verbalmente.

RELACIONADOS:Papás y MamásNiñosBebésLocal

Más contenido de tu interés