Cómo lidiar con la ansiedad de saber si tu bebé está bien mientras duerme

La constante necesidad de saber que todo está bien con un recién nacido genera cierta ansiedad. Tal vez quieras tocar su abdomen, acercarte lo más posible para mirar si respira, poner tu mano muy cerca de su rostro y sentir la respiración o hasta acariciarlo un poco para que reaccione, se mueva y puedas pensar …
Univision
13 Oct | 8:00 AM EDT

La constante necesidad de saber que todo está bien con un recién nacido genera cierta ansiedad. Tal vez quieras tocar su abdomen, acercarte lo más posible para mirar si respira, poner tu mano muy cerca de su rostro y sentir la respiración o hasta acariciarlo un poco para que reaccione, se mueva y puedas pensar en otra cosa en el instante porque sabes que está todo bajo control. Esta conducta es entendible porque los padres queremos proteger a nuestros pequeños, pero hay que saber manejarla.

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL ó SIDS por sus siglas en inglés) genera miedo en muchos padres. Este término es usado para el fenómeno que ocurre cuando un bebé muere repentinamente antes del año de edad sin poder determinar la causa. Parece ser que de un momento a otro los niños dejan de respirar mientras duermen.

En ocasiones se agudiza la situación de estar revisando constante e insistentemente al bebé debido a la depresión posparto y las madres que la sufren pueden llegar a perturbar el sueño de los niños, pues los despiertan en cualquier momento durante la noche, los alzan, los abrazan y quieren estar con ellos porque además de querer darse cuenta de que respiran, necesitan mantener un vínculo más estrecho con los infantes y de esta manera se sienten más seguras.

Para reducir la ansiedad se puede hacer lo siguiente:

  • Dormir en la misma habitación cerca al bebé, pero no en la misma cama, por lo menos hasta los seis meses de vida. Puedes colocar su cuna cerca a la cama.

  • Durante el día, hay que acostar al niño en su cuna o corral para que duerma más seguro en vez del asiento del auto, sillita o columpio.

  • Siempre acostar al bebé boca arriba a la hora de dormir.

  • Despejar la cuna de sábanas, cobijas, edredones, juguetes y elementos blandos que puedan causar asfixia.

  • Si tu hijo ya duerme en su habitación, puedes monitorearlo con audio y video, también puedes adquirir un monitor con sensor de movimiento.

  • Si el problema es de depresión, se debe consultar al médico para obtener ayuda.

Hay varias formas de reducir la ansiedad y comprobar que los niños están bien sin perturbar el sueño de toda la familia.