null: nullpx
Papás y Mamás

Cinco maneras de ayudar al papá, quien se queda al cuidado de la casa, sin interferir

3 Dic 2013 – 02:57 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

¿El padre que queda al cuidado de la casa se enfrenta a una tarea más difícil que la madre? Muchas personas lo piensan así. Les ofrecemos cinco maneras de ayudar al papá.

Mi esposo era quien cuidaba a nuestra hija cuando llegaba de la escuela mientras yo trabajaba. Sus obligaciones incluían llevarla a las clases de gimnasia los miércoles por la tarde mientras yo daba clases en la universidad comunitaria. Me entristecía saber que me estaba perdiendo todas las semanas las maniobras acrobáticas de mi hija, por lo que me entusiasmó mucho poderla llevar a sus clases durante mis vacaciones de primavera.

Las madres que se encontraban en el salón de observación me preguntaban por quién yo estaba allí, pensando que mi hija era nueva en la clase. Yo les señalaba quién era mi hija y enseguida se deshacían en halagos hacia mi esposo.

“¡Es fantástico que él la traiga a las clases de gimnasia todas las semanas!”

“Él no la deja fuera y se va. ¡Él entra al salón de gimnasia para observarla!”

“¡Es tan agradable ver a un hombre involucrado en las actividades de su hija!”

Y muchos halagos más.

Mi esposo había mencionado que las mamás que iban a las clases de gimnasia le hacían comentarios parecidos. Él no estaba haciendo algo extraordinario. Después de todo, las mujeres estaban haciendo exactamente lo mismo. Es por este motivo que detallamos las cinco maneras de ayudar al papá.

El esposo de mi amiga se había hecho cargo de la casa desde que trajeron al primer recién nacido al hogar. En la actualidad tienen tres niños pequeños menores de 6 años.

Ese papá es constantemente alabado en público por cuidar a los niños. ¿Cuándo fue la última vez que un extraño alabó a una mujer por llevar a los niños a la tienda de abarrotes? Sin embargo, este papá constantemente oye comentarios como, “oh, tú eres muy valiente por salir solo con los tres niños.”

También, muy seguido le cuestionan sus habilidades en cuanto a la crianza de los niños. Las mujeres lo paran en la calle para darle consejos, que él no solicita, desde cómo cambiar pañales hasta la nutrición.

A continuación cinco maneras de apoyar a los padres que se quedan al cuidado de la casa, sin interferir en sus labores:

Trátalo como a cualquier otro padre o madre. Ellos no necesitan o desean halagos por el hecho de cuidar a sus hijos. Simplemente están cumpliendo con sus responsabilidades como padre.

2. Háblale. Para el padre o la madre que esté al cuidado de la casa, a veces la tarea le resulta abrumadora. Una simple pregunta, “¿cómo te va?”, puede levantarle el ánimo.

3. No hagas conjeturas. Conozco a un papá a quien le pedían hacer reparaciones en la escuela preescolar del hijo. Él no sabía absolutamente nada de carpintería. Sin embargo, le gustaba hornear y fue el primer voluntario para encabezar la venta de comida horneada en el colegio.

4.  Involúcralo. ¿Sostener una conversación con otros padres en el cuarto de espera del pediatra? No deje fuera al padre, sentado en una esquina.

5. No te olvides de la madre o el padre. Las madres que trabajan muchas veces se sienten apartadas. Cuando la madre pueda ir a las funciones, asegúrate que se sienta bienvenida.

Cuando veas a un hombre llevando y trayendo a su hija a las clases de gimnasia u organizando una venta de comida horneada en el preescolar, puedes mencionar que es un padre que se involucra, pero no hagas una ostentación, a no ser que lo hicieras también por una mujer.

¿Sueles tratar diferente a los padres que se quedan al cuidado de la casa a como tratarías a las madres que están realizando esa misma labor?

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad