null: nullpx
Papás y Mamás

Campamentos de verano: cómo escoger el “camp” ideal para tus hijos

3 Jun 2015 – 12:01 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Si aún no has empezado la búsqueda de campamentos de verano para tus hijos, es hora de hacerlo. En New York, los “summer camps” abren sus inscripciones desde febrero, y por estos meses aún quedan espacios disponibles, pero muchas opciones ya están agotadas.

Pero a no desesperar, si te has decidido ahora a llevar a tus hijos a summer camp, pero no sabes exactamente qué tipo de campamento quieres para ellos, hay varios puntos para tener en cuenta antes de hacer la elección:

Duración y ubicación
¿Será por una semana, un mes, o todo el verano? ¿Quieres mediodía, día completo o que pasen la noche en el campamento? Piensa en tus necesidades, en quién llevará a los chicos al campamento y quién los recogerá, si te coincide con algún viaje de trabajo, etc. Algunos campamentos de verano ofrecen servicio de transporte y recogen a tus hijos en la puerta de tu casa, de manera que si te gusta una opción que no está muy cerca de tu barrio, aún puedes coordinar para que los lleven y los traigan cada día.

Tipos de campamentos

Se estima que en Estados Unidos más de 11 millones de chicos y adultos asisten cada año a campamentos de verano. En este país hay aproximadamente 12,000 summer camps con precios para todos los bolsillos: desde gratis hasta 10 mil dólares. Lo cierto es que el campamento de verano es una oportunidad no sólo para que los chicos estén “ocupados” durante las vacaciones, sino para que desarrollen nuevas habilidades, aprendan a nadar, o a desarrollar técnicas de supervivencia y otras cosas que los ayudarán a lo largo de toda su vida.

Los campamentos con residencia (Residence Camp) son aquellos en los que los chicos se quedan a dormir durante la semana, ya sea en carpas, cabañas o dormitorios. Generalmente admiten chicos de 7 años para arriba.

Los campamentos de día (Day Camp) admiten chicos más pequeños y cada miembro debe regresar a su casa al final de cada jornada.

Campamentos especializados: Aquí los chicos aprenden a hacer algo específico, como nadar, andar a caballo, deportes acuáticos y hasta ser parte de una banda musical. Las especializaciones son muchas. Hay campamentos que enseñan a los chicos otro idioma, y hay algunos que son conocidos en todo el país por ayudar a los chicos a explorar y aprender con la naturaleza.

Campamentos para chicos con necesidades especiales: Estos campamentos ofrecen programas y personal especializado para atender las necesidades de cada uno de los participantes.

Costos
Los campamentos de verano pueden ser muy costosos, o no. La Asociación Americana de Campamentos (ACA por sus siglas en inglés) señala que el costo promedio de los summer camps es de 43 dólares por día. Hay algunos que cobran 10 mil dólares por la temporada, mientras que otros ofrecen ayuda financiera. También hay opciones de campamentos gratuitos que son organizados, generalmente, por entidades comunales que también proveen almuerzo y equipamiento para los chicos.

Incluye a tus hijos en la decisión
Una vez que tengas claro cuál es tu presupuesto y la duración del campamento, pregúntale a tus hijos qué es lo que quieren aprender o hacer este verano. Puedes mostrarle fotos de los campamentos que están dentro de tu presupuesto para que ellos tengan una idea de qué harán y cómo será el lugar.

Asegúrate que el lugar tenga “acreditaciones”

Muchos campamentos tienen la acreditación de la ACA (American Camp Association), lo que significa que cumplen con los requisitos y estándares de funcionamiento. De todas formas siempre es conveniente averiguar qué tipo de entrenamiento y preparación tienen los supervisores y el staff. Algunos campamentos ofrecen “open houses” para que puedas tener una idea de cómo será el día a día de tus hijos. Aprovecha estas oportunidades para saber con detalle cómo funciona el campamento: qué tan seguro es el lugar, dónde comen, dónde duermen, cuántas personas encargadas hay por cierto número de chicos, etc.

Recuerda: el campamento de verano puede transformarse en una de las más importantes memorias de la infancia. Ayuda a tus hijos a escoger el mejor para ellos.

¡Que pasen un feliz verano en familia!

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad