null: nullpx
Papás y Mamás

Campamento en familia: una de las mejores experiencias para el verano

24 Jun 2015 – 06:23 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

¿Has llevado a tus hijos de campamento? Quizá sean muy chicos todavía, pero pasar unos días de campamento en familia puede ser una de las mejores formas de disfrutar el verano, y de crear momentos que ellos llevaran en su memoria por mucho tiempo.

Yo recuerdo mucho los campamentos que hacíamos con mis compañeros de natación, un grupo de chicos pequeños, que con la supervisión de nuestro entrenador y de algunos padres, acamparemos por una semana en el club donde iba a nadar.

El campamento era toda una experiencia en equipo: algunas veces nos tocaba estar despiertos cuidando las carpas, otras veces cocinar, otras veces preparar el fogón para la noche y por supuesto encontrar la forma de cuidarnos de los mosquitos. Y si bien esto ocurría a pocas cuadras de mi casa, para mi era toda una verdadera aventura.

Hacer camping es algo que requiere organización y “sacrificar” algunas comodidades, como no tener aire acondicionado, televisión, ni un horno microondas para calentar la leche, pero esos desafíos hacen que la experiencia sea mucho más interesante y que nos ingeniamos para pasar tiempo haciendo uso de cosas básicas, pero en especial estando en contacto directo con la naturaleza.

Lo primero que se debe hacer para organizar un campamento en familia es escoger el lugar y saber exactamente que hay y que no en el área: es decir saber si hay agua potable, si hay recorridos para caminar, cabalgar o escalar. Si el lugar tiene algún edificio para resguardarse en caso de tormenta, si hay servicios especiales cerca, como lugares para comprar comida, cargar tu celular, etc etc. El sitio Reserve America tiene muchísima información sobre lugares y actividades para hacer campamento con los chicos, por ejemplo.

Una vez que sabes que tienes disponible y que no, prepara tu bolso y el de la familia. Lo ideal es llevar lo menos posible, pero hay ciertos ítems que no deben faltar por cuestiones de supervivencia, como por ejemplo: un mapa del área, una brújula o el gps de tu teléfono, un silbato (para coordinar a toda la familia y localizarse fácilmente), una linterna con un cambio de baterías, protector solar, repelente de mosquitos, fósforos y un kit de primeros auxilios (en amazon venden kits especiales para ir camping).

En el caso de la comida y bebida, debes tener un menú pensado para cada día que estés en el camping y llevar tus alimentos en base a ese menú. Agua embotellada y alimentos no perecederos son los que no deben faltar, pero también incluye unas bolsitas de marshmallows, que tus hijos te lo agradecerán.

La carpa
Asegúrate que la carpa este en buenas condiciones antes de irte de campamento y si, es conveniente que la armes antes de salir para identificar cualquier desperfecto. Y por supuesto, que tenga capacidad para todos o te tocará dormir bajo las estrellas, literalmente.

Los alrededores

Es difícil imaginarse pasar 4 días sin internet, y sin que los chicos miren sus dibujos o jueguen con las aplicaciones. Pero nosotros vivimos toda la infancia sin internet y con muy poco acceso a la tele, de manera que hay muchas formas de pasar el tiempo sin estar conectados. Lo ideal es tener un plan tentativo de actividades y la cámara de fotos listas para registrar esos momentos en los que la familia se reencuentra con la naturaleza.

Si van a caminar o hacer hiking, asegurarse de ir todos juntos y de tener un mapa. Nadar en los lagos o ríos también es una forma de disfrutar los campamentos, pero obviamente siempre se necesita supervisión de los adultos y conocer la profundidad y características de ese río. Otra forma de actividad física es llevar las bicicletas y salir de recorrido. Y que no falten libros para leer y colorear, porque siempre vienen bien, ya se a la hora de la siesta, mientras se prepara la cena o para hacer un descanso a la sombra. El libro Kids Camp tiene decenas de actividades e ideas para que los chicos jueguen y aprendan en la naturaleza.

Los animales y las plantas

Es muy probable que si acampas en un parque te topes con animales y plantas. No dejes que los chicos toquen las plantas o los animales, a lo sumo que tengas el OK del guarda parque o guía turístico. Algunas plantas (poison ivy) pueden ocasionar sarpullidos poco gratos y en cuanto a los animales, aunque parezcan tranquilos, no se sabe cómo reaccionan ante la presencia de gente en su hábitat.

úSi todo lo anterior te parece interesante pero aún no estás preparado para la aventura, intenta acampar en el patio de tu casa (y prométele a tus hijos que pasarás toda la noche en la carpa, aunque tu cama mullida y el aire acondicionado te llamen repetidas veces…)

{zphotos::1880}

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad