Bullying: definición y características

Según los expertos, el bullying es un comportamiento agresivo o intencional, que supone un desbalance de poder y que se repite a lo largo del tiempo. Hay dos actores principales visibles involucrados directa o indirectamente: la víctima y el hostigador. También pueden estar en escena testigos, que acompañan la situación o inocentes de la situación …
Univision
15 Jul | 2:40 PM EDT

Según los expertos, el bullying es un comportamiento agresivo o intencional, que supone un desbalance de poder y que se repite a lo largo del tiempo.

Hay dos actores principales visibles involucrados directa o indirectamente: la víctima y el hostigador. También pueden estar en escena testigos, que acompañan la situación o inocentes de la situación al azar, que no participan activamente.

El bullying puede adquirir diferentes formas:

  1. Bloqueo social: Identifican a la víctima (“llorón, “amargo”) y lo aíslan del grupo con acciones. Primero, la acción la comete el acosador y después se suelen sumar el resto del grupo de pertenencia.
  2. Hostigamiento: Son el conjunto de acciones dirigidas a denigrar la dignidad de la persona.
  3. Violencia física: Se expresan con empujones y daños físicos en el cuerpo.
  4. Bullying virtual: Se utilizan las redes sociales como medios y se realizan publicaciones contra la víctima.
  5. Bullying sexual: Esto es la intención de inducir a la víctima o forzarla a tener relaciones sexuales.
  6. Psicológico: En este caso se utilizan mensajes, manipulaciones, chantajes y amenazas en contra de la víctima.
  7. Intimidación: Utilizar amenazas desafiando la integridad de la persona. Se pide dinero o acciones a cambio, evidenciando poder sobre la víctima.
  8. Verbal: Las palabras como medio de expresión se usan para agredir al otro.

No olvides que dentro de los departamentos gubernamentales de cada país ya hay comisiones destinadas a combatir este tipo de prácticas que te acompañarán a resolverlo.
Aquí algunos signos para estar atentos:

Cambios radicales de conducta

Pretextos para no ir al colegio

Rendimiento escolar que empieza a bajar

Petición de más dinero

Aparición de marcas de golpes

Disminución de la autoestima

Como padres, debemos estar informados sobre este tema que se puede desarrollar en cualquier ambiente. Escuchemos y dialoguemos con nuestros hijos. Observemos cambios de conducta y acerquémonos a pedir ayuda a la institución si es necesario.

¡Súmate contra el bullying!