null: nullpx
Papás y Mamás

BBQ season: consejos para evitar accidentes caseros mientras haces asados

La temporada de asados al aire libre empieza oficialmente y nunca viene mal saber cómo prevenir accidentes caseros con la parilla.
23 May 2016 – 2:09 PM EDT


El fin de semana empieza ‘oficialmente’ la temporada de barbecues y asados en el patio o en el parque. Es hora de sacar la parrilla del garage o basement, limpiarla y ponerla en uso nuevamente.

Ya sea para celebrar la llegada del calorcito, el fin de clases, la graduación de algún miembro de la familia o la visita de parientes, hacer una ‘barbacoa’ es siempre una buena idea para convocar y pasar un buen rato con amigos y vecinos.

Pero hay que poner atención a la hora no sólo de asar la carne, sino de preparar la parrilla, limpiarla y en especial, de cuidar a los niños que andan cerca y que pueden terminar quemándose por accidente.

No es casualidad que en los meses de verano, cuando aumentan los barbecues, también se incrementan los casos de quemaduras y fuegos accidentales.

Organizaciones como Safe Kids, CDC y la Administración de Prevención de Incendios comparten estas recomendaciones para tener prevenir accidentes a la hora de hacer asados en casa:


A la hora de ASAR

1- Siempre haz el barbecue afuera, al aire libre (nunca en interiores)

2- Mantén la parrilla lejos de material inflamable, esto incluye la ropa (hay que ponerse ropa no inflamable y, en lo posible, que no sea muy floja)

3- Siempre hay que vigilar la parrilla (no dejar el fuego desatendido)

4- En el caso de parrillas a gas uno de los errores más comunes que termina en explosión y llamas es encender el gas y dejar la tapa cerrada de la parrilla. Al encenderla, la acumulación de gas genera una explosión. En cambio, lo que hay que hacer es prender el gas e inmediatamente encender la parrilla, y por supuesto, leer las instrucciones siempre antes de usarla.

5- Coloca la parrilla en un piso parejo, lejos de peatones, ropa colgada, o material que pueda prender fuego. También no te acerques a áreas de juego para niños o de mucho ‘tráfico peatonal’. Evita hacer barbacoas cerca de la casa, ya que si se produce un incendio, es menos probable que las llamas alcancen partes de la casa.

6- Para asar la carne o vegetales, utiliza utensilios de la parrilla de mango largo, que te den amplio espacio libre de calor y llamas.

7- No agregues fluidos a un fuego ya encendido, debido a que las llamas pueden expanderse y hasta hacer explotar la parrilla.

Niños y parrillas

. Declara una zona libre de niños y no permitas que se acerquen a la parilla. Si quieren asar contigo, siempre lo deben hacer con un adulto supervisando.

. No dejes al alcance de los chicos fósforos o encendedores.

. No dejes la parrilla desatendida nunca, en especial si hay chicos en el área.

. Designa un área para comer que sea lejos de la parrilla y lleva la comida al lugar, en vez de llamar a cada invitado a recoger su pedazo de carne.


Seguridad de la comida

Cocinar al aire libre y con el sol por encima puede ser muy placentero, pero cuando se trata de comer en espacios abiertos hay que tener especial cuidado con el manejo y la cocción de la carne y vegetales para evitar las intoxicaciones por alimentos mal cocinados. La mejor forma de evitar pasar gérmenes es, por supuesto, lavándose las manos y también mantener limpios los utensilios para la parilla.

La carne no debe estar al aire libre sin refrigeración por mucho tiempo. Si no tienes un refrigerador cerca, usa bolsas isotérmicas o neveras portátiles para dejar la carne mientras se hace el fuego.Para evitar la cross contaminación usa diferentes cubiertos para la carne cruda y la carne asada.

Y no dejes que te apuren: aún si tus invitados están hambrientos y reclaman su comida, si la carne no está bien asada, no le des de comer a nadie. Pareciera algo obvio, pero muchas personas terminan con intoxicaciones por comer asados y alimentos mal cocinados.


¿Listos para saborear un gran asado?


Más contenido de tu interés