#Askher: en el mes de las madres, hazte tiempo para preguntarles cómo se sienten

Las mamás suelen ser el eje de la familia. Cuando las mamás no están bien, todos a su alrededor sufren las consecuencias.
Papás y Mamás
3 May | 11:05 PM EDT


Mayo es el Mes Nacional de la Salud Mental. Y también es el mes en que celebramos el Día de las Madres.

La salud mental de las madres es algo sumamente importante. El estado emocional de las mamás tiene una influencia enorme en la salud y bienestar de los hijos. Por otro lado, la maternidad tiene un impacto en la salud emocional de las mujeres del que no se habla lo suficiente. Ansiedad, depresión post parto, estrés son algunas de las dolencias que afectan a millones de madres en todo el mundo.

Las mamás suelen ser el eje d de la familia. Cuando las mamás no están bien, todos a su alrededor sufren las consecuencias.

Por esa razón, la Coalición Nacional para la Salud Mental Materna (MMHC por sus siglas en inglés) lanzó una campaña este lunes 2 de Mayo invitando a focalizarse en la salud mental de las madres y a crear una conversación sobre el estado emocional de las mamás.

A través de la campaña titulada #Askher, la coalición invita a todas las personas a animarse y a preguntar a las mamás cómo se sienten, si han comido bien, si han dormido la suficiente. Además sugiere compartir mensajes para crear conciencia en las redes sociales en la semana previa a la celebración del Día de las Madres.

Según cifras difundidas por MMHC, entre un 15 por ciento y 20 por ciento de embarazadas y nuevas madres sufren de problemas de salud mental, pero la mayoría nunca es diagnosticada ni tratada.

Los desórdenes de salud mental maternos pueden tener secuelas en la mamá y en su familia para toda la vida, incluidos problemas de desarrollo cognitivo de los hijos, y problemas de conducta. Además pueden generarse problemas de relación entre madre e hijos, que pueden poner en peligro la vida de los miembros de la familia.

Numerosos estudios documentan las consecuencias en el desarrollo de los niños cuando la mamá tiene depresión: son menos estimulados, no reciben los cuidados médicos recomendados y están expuestos a más riesgos de accidentes. Además, los chicos en hogares con mamás depresivas tienen mayor riesgo de tener retraso en el desarrollo cognitivo y del lenguaje y problemas de conducta en su vida adolescente.


Aún así, con todos esos riesgos y peligros, la MMHC advierte que son millones de mamás las que no reciben los controles adecuados en relación a la salud mental, en muchos casos porque no tienen acceso a profesionales (psiquiatras, terapistas) ni a tratamientos creados para ayudarlas. Otras veces porque ni siquiera saben qué les está pasando.