null: nullpx
Papás y Mamás

Aprender inglés jugando: ideas para motivar a tus hijos y ayudarlos a aprender inglés

27 May 2015 – 01:05 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte


 
Ya sea porque te acabas de mudar a un país de habla inglesa (o planeas hacerlo pronto) o porque te interesa enriquecer las potencialidades de tus hijos enseñándoles un segundo idioma, aprender inglés jugando es la manera más sencilla y divertida de lograr que los chicos adquieran esta nueva lengua casi sin darse cuenta. Los chicos son como esponjas, tienen una capacidad innata de absorber todo tipo de información rápidamente por lo que es una buena idea arrancar lo antes posible con juegos en inglés que les sean divertidos y les motiven a seguir aprendiendo el idioma. Mediante el juego, los niños aprenden de manera natural y placentera por lo que aquí te propongo algunas ideas para que puedan aprender inglés jugando:

  • “Simon says”. Jugar el juego “Simón dice” en inglés es fabuloso para que los chicos aprendan estructuras gramaticales, verbos y para que amplíen su vocabulario. Básicamente el juego consiste en que alguien diga cosas como “Simón dice salta”, o “Simón dice toca la taza amarilla” y quienes juegan deben hacer caso a las órdenes de Simón. No hay niño que no le apasione jugar a “Simon Says”; ponlo en práctica y verás como aprenden inglés de manera mágica.
  • Canciones: ¿A qué niño no le gusta cantar? Hay muchísimas canciones en inglés que tienen un ritmo muy pegajoso y que, además, son educativas. Está el archiconocido “ABC” (mediante el cual los chicos aprenden el abecedario) y también hay melodías que invitan a bailar siguiendo lo que dicen como “Head, shoulders, knees and toes” (en la que hay que tocarse la cabeza, los hombros, las rodillas y los dedos de los pies al tiempo en que la canción lo va mencionando) o de “Hokey Pokey” (aquí los chicos aprenderán sobre las partes de su cuerpo, sobre “izquierda” y “derecha” y sobre acciones como “girar” y “agitar”).
  • Dramatizaciones: Disfrázate con tus hijos, monten distintas escenografías (una cafetería, una escuela, una biblioteca) y actúen en mundos imaginarios (y de habla inglesa, claro). Pueden, por ejemplo, representar el típico diálogo de alguien que va a comprar un café con frases del tipo “Hi, how can I help you?”, “I’d like some coffee please” y demás. Los títeres son también una buena idea para jugar dramatizando.
  • El ahorcado (The Hangman): Elegir una palabra inglesa, dibujar las rayitas de cada una de sus letras y desafiar a tu hijo a descubrir la palabra secreta sin darte oportunidad de que tú dibujes completamente al ahorcado es un juego entretenido con el que tu hijo practicará el abecedario y memorizará jugando como se dicen—y se escriben—las cosas en inglés.

Éstas son sólo algunas ideas, pero en realidad hay infinitas maneras de aprender inglés jugando. Concéntrate en lo que más les gusta hacer a tus hijos y encuentra la manera de incorporar al inglés de manera lúdica. Lo importante es que se diviertan y puedan sentir al idioma, no como una clase escolar o como una obligación, sino como algo familiar, divertido y natural. Así lo aprenderán rápidamente y a la perfección.

¿Con qué otras maneras motivas y ayudas a tus hijos a aprender inglés?

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásNiños
Publicidad