null: nullpx
Papás y Mamás

Accidentes en el hogar: cómo proteger a los niños

17 Jun 2015 – 11:44 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte


 
Todos conocemos la historia de algún chico que tuvo un accidente en su casa. En mi caso la historia es de un sobrino que sufrió serias quemaduras con el agua hirviendo de una olla que había en la cocina. Ese es el caso que conozco de primera mano, que pasó en mi familia, pero todo el tiempo se escuchan (ya sea en las noticias o en el boca en boca cotidiano) relatos de chicos que sufren accidentes en el hogar.

Sólo basta un instante, un pequeño descuido para que un niño se atragante con algo (como una moneda), se queme, se intoxique con un producto de limpieza o sufra una descarga eléctrica con un enchufe (o se ahogue en la pileta, se caiga de la escalera, etc.) Por eso, ¿qué precauciones debemos tomar para prevenir los accidentes en casa?

  • Mantén el suelo libre de obstáculos y evita que tus hijos caminen sobre él cuando esté húmedo y resbaladizo. Si tienes escaleras (y niños muy pequeños) coloca una puerta protectora que les impida subir y bajar solos y nunca permitas que estén parados en camas, sillones, mesas y demás.
  • Coloca alfombras o pegatinas antideslizantes en la ducha.
  • Para evitar intoxicaciones, guarda los insecticidas, medicamentos y los productos de limpieza en lugares inaccesibles para los niños. También revisa siempre que la llave del gas de la cocina esté cerrada cuando no la usas.
  • Las quemaduras en el hogar son más frecuentes de lo que piensas. Usa tapas en las ollas mientras cocinas (así nadie se quema con gotitas de aceite o de agua caliente salpicadas); cocina en las hornillas posteriores y con los mangos hacia adentro; no cocines con tus hijos en brazos y mejor aún, si puedes, mantenlos alejados de la cocina, pues es el lugar de la casa donde más accidentes ocurren.
  • Coloca protectores en cada toma corriente.
  • Para evitar asfixia, ten cuidado con todo lo que pueden llevarse a la boca (desde monedas y partes de juguetes, hasta alimentos como uvas, aceitunas o maní). Tampoco los dejes manipular solos y sin supervisión bolsas de nylon y sogas.
  • En el agua, nunca los dejes solos. Incluso si ya son grandecitos y se bañan solos (o nadan en la pileta) vigílalos siempre.
  • Ten a mano un botiquín de primeros auxilios y los teléfonos de urgencias. Aprende también a hacer RCP (Reanimación cardiopulmonar). Este último tip no está destinado a la prevención del accidente, pero puede salvar vidas si ocurriera uno.

Un gran número de accidentes en el hogar pueden prevenirse si tomamos las medidas necesarias. Intenta recorrer tu casa con la visión de tus hijos. Agáchate, colócate a su altura y explora: así encontrarás los puntos débiles (e inseguros) de tu casa. Además, explica y enseña a tus hijos sobre el peligro, incluso aunque sean pequeños: entienden más de lo que muchas veces pensamos.

¿Conoces casos de niños que sufrieron accidentes en el hogar? ¿Qué haces tú para prevenirlos?

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásNiños
Publicidad