null: nullpx
Papás y Mamás

Accidentes domésticos infantiles: prevención y primeros auxilios

Videos y tutoriales para aprender primeros auxilios y prevenir accidentes con niños en la casa
9 Mar 2016 – 11:35 AM EST

Todos sabemos que los niños son curiosos por naturaleza y tienen una energía incombustible por lo que es raro que los veamos parados durante un tiempo prolongado. Corren y brincan de un lado para otro, trepan por los lugares más insospechados, exploran su entorno y juguetean con todo lo que tienen a su alcance.

No es de extrañar, por tanto, que en alguna de sus aventuras los pequeños sufran algún accidente como consecuencia de sus imprudencias: caídas, golpes, rasguños, esguinces, etc. Esto sucede porque no son realmente conscientes del peligro real que entraña realizar determinadas acciones debido a su inmadurez: acercarse a una plancha, tocar un enchufe, subirse a una silla para coger un dulce del mueble de la cocina, etc.

Así pues, los padres tenemos la responsabilidad ineludible de adoptar en casa las pertinentes medidas de seguridad con el fin de prevenir accidentes domésticos:

  • Educar a los niños en temas relacionados con las normas de seguridad: no asomarse por la ventana, no acercarse a la plancha, estufa, fogón, horno, etc. No tocar las tijeras, cuchillos, detergentes, etc.
  • No dejar solos a los niños y supervisar lo que hacen.
  • Tapar los enchufes.
  • No dejar al alcance de los pequeños medicamentos, productos de limpieza, cosméticos, jabones, pegamentos, pinturas, objetos cortantes y punzantes como tijeras, cuchillos, agujas, etc.
  • Retirar los juguetes y objetos de los que puedan desprenderse piezas pequeñas.
  • Poner cierres de seguridad en las ventanas.
  • Mantener a los niños alejados del horno, vitrocerámica, microondas, estufa, etc.

Pero desgraciadamente todos los accidentes no pueden evitarse y cuando ocurren es sumamente importante que sepamos:

  1. Qué actitud adoptar. Ante un accidente debemos:
  • Mantener en todo momento la calma.
  • Transmitir seguridad al niño y tranquilizarlo explicándole nuestras acciones para que no se asuste: “Tranquilo, no es nada, campeón. Te voy a echar agua y a limpiarte un poquito. ¡Mira, ya está! Ahora te voy a poner una tirita muy bonita”.
  • Ser resolutivo, es decir, valorar la gravedad de la situación y actuar de forma inmediata y adecuada.
  • Llamar a las emergencias sanitarias y/o acudir a un hospital si la situación lo requiere o si tenemos dudas sobre la gravedad de las lesiones y no sabemos cómo actuar. Es imprescindible que tengamos anotados los teléfonos de emergencias (ambulancia, bomberos, policía, etc.) en algún lugar visible de casa, como por ejemplo en la puerta del frigorífico.
  • Hacer uso del botiquín. Este debe contener: esparadrapo, tiritas, gasas, algodón, vendas, tijeras de punta roma, termómetro digital, pinzas, guantes de látex, suero fisiológico, soluciones desinfectantes, etc. Recordemos que el botiquín debe estar ubicado en un lugar seco y alejado de fuentes de calor para que los productos no se estropeen.

2. Cómo actuar dependiendo del tipo de accidente que ha sufrido nuestro hijo.

A continuación comparto una compilación de vídeo tutoriales realizados por profesionales en materia de primeros auxilios (enfermeras y doctores) con los protocolos de actuación para aplicar en casos de accidentes domésticos comunes:

  • Quemaduras
  • Heridas por cortes, punzadas, roces, etc


  • Contusiones, esguinces, luxaciones y fractura
  • Intoxicaciones por ingestión de medicamentos u otros productos de origen químico
  • Atragantamientos. Dependiendo de la edad del niño el protocolo a realizar será diferente.

Atragantamiento en niños mayores de un año:


Atragantamientos en bebés:


Para saber más sobre primeros auxilios puedes consultar y descargar gratuitamente el manual “Emergencias sanitarias en centros deportivos y educativos andaluces. Protocolos de actuación” que la Junta de Andalucía (España) pone a disposición de todos los usuarios, no solo educadores, monitores o docentes. Este manual práctico y de carácter divulgativo está redactado a través de esquemas con un lenguaje libre de tecnicismos médicos para facilitar al lector su comprensión. Las pautas que en él se exponen pueden ser aplicadas tanto en el ámbito doméstico (el hogar) como en centros educativos y deportivos. En el manual podrás encontrar protocolos útiles para actuar ante:

  • Situaciones que comprometen la vida (atragantamientos, ahogamientos, reacciones alérgicas graves, parada cardiorrespiratoria).
  • Síncopes.
  • Convulsiones.
  • Accidentes en oídos, boca y ojos.
  • Lesiones traumáticas: contusiones, esguinces, luxaciones y fracturas.
  • Cambios de temperatura.
  • Quemaduras.
  • Heridas y hemorragias.
  • Electrocuciones.
  • Dolores localizados.
  • Intoxicaciones.
  • Picaduras, mordeduras, reacciones alérgicas, etc.
  • Vómitos y diarreas.
  • Etc.

Como has podido comprobar, tan importante es saber prevenir como curar. Para nosotros, los padres, la salud y bienestar de nuestros hijos es una prioridad por lo que no está de más que tengamos conocimientos sobre primeros auxilios aunque nunca nos veamos en la situación de tener que atender a nuestro pequeño o cualquier otro niño en caso de accidente.


RELACIONADOS:Papás y MamásNiños

Más contenido de tu interés