null: nullpx
Moda

Las Primeras Damas de la moda

Michelle Obama y Juliana Awada comparten su amor por la moda, también, por su marido presidente.
23 Mar 2016 – 1:45 PM EDT

Por Angélica Gallón S. | @univisiontrends

El momento esperado llegó. Dos mujeres reconocidas no solo por sus roles políticos como Primeras Damas y por sus compromisos sociales, sino por su forma de inspirar a las mujeres reales con sus vestidos se encontraron frente a frente.



Con un estilo que privilegia los vestidos muy lady like, es decir, de corte en la cintura y faldas de vuelo amplio, Michelle Obama eligió un vestido azul de print botánico en color azul de la colección primavera 2016 de Michael Kors. Una manera de homenajear a los argentinos siempre tan identificados con el tono de su bandera.



Mangas largas y abombadas, y una falda de vuelo ligero le dieron el tono justo de elegancia casual que necesitaba la Primera Dama para el encuentro con jóvenes argentinas a quienes les hizo ver que viven en un país que tiene uno de los porcentajes más altos del mundo de mujeres en el Congreso.

Pero mientras Obama ratificó ser más dada al vestido y a sorprender con sus escogencias de colores vibrantes, Juliana Awada demostró una vez más ser amante de la comodidad y elegancia de los pantalones.

En los debates presidenciales, en la noche de elección de Macri, en cenas formales y en su primer encuentro con Michelle Obama en el Centro Metropolitano de Diseño, la Primera Dama argentina lució pantalones.



Esta vez, su elección fue por unos blancos, tipo palazzo, (amplísimos) y un chaleco largo de la reconocida diseñadora argentina María Cher. El blanco empieza a ser también tan común en su clóset que ya amenaza con convertirse en un color que la identifica.

Una estrategia que no sería nueva en las Primeras Damas, que, como Nancy Reagan, se han dado cuenta de que llevar insistentemente un color, es una opción muy provechosa para la recordación. Y ni hablar de la similitud que le han atribuido a Juliana Awada con Evita, que capitalizó siempre su imagen de blanco.

Fueron dos acercamientos distintos a un encuentro que demandaba comodidad, feminidad y una discreta elegancia, códigos que las dos cumplieron a cabalidad.


Su gusto por la moda quedó manifiesto además, con el regalo que eligió la Primera Dama argentina para Michelle Obama. Una manta de vicuña finamente bordada por manos artesanas de Catamarca, una manera de celebrar los acerbos de patria que se tejen y se viven en la moda.

RELACIONADOS:ModaMichelle ObamaTrending

Más contenido de tu interés