publicidad

El memorable vestido blanco de Cristina Kirchner (y las intenciones de Awada)

El memorable vestido blanco de Cristina Kirchner (y las intenciones de Awada)

Mientras Cristina Fernandez se despedía de sus seguidores vestida de blanco, la nueva primera dama, Juliana Awada, asistía a la investidura de su marido vestida casi igual. ¿Casualidad o juego político?

Juliana Awadi y Cristina Fernández


Esta mañana, al ver las imágenes de la primera dama Juliana Awada enfundada en un vestido blanco de encaje durante la investidura de su esposo Mauricio Macri -nuevo presidente electo de Argentina- muchos tuvieron que  detenerse y darle una segunda mirada a la foto. 

Acaso… no llevaba Awada  un vestido casi idéntico al que utilizó anoche la saliente presidenta Cristina Fernandez de Kirchner, la dama de la moda, de los Rólex y las perlas, para despedirese abriendo triunfales los brazos en una abarrotada Plaza de Mayo.

Los vestidos de mangas tres cuarto, cuello bandeja, corte a la cintura, y de largo Chanel, -ese que justo corta la rodilla-, son esencialmente los mismos, una apuesta por el romántico y femenino encaje blanco. ¿Una coincidencia? En realidad hay pocos elementos aleatorios cuando de las vestiduras de un mandatario se trata. 


Política y vestidos

El que piense que los vestidos que elige Hillary Clinton para sus campañas, o las selecciones que hace Michelle Obama en los actos públicos de su marido son un asunto menor, está desconociendo una parte fundamental de la historia política del mundo que, aunque muchos lo ignoren, se juega también en los vestidos de quienes nos gobiernan.  


La Reina Isabel, por ejemplo, cada vez que salió de visita a un país le encomendó a sus sastres de cabecera,  Norman Hartnell y Hardy Amies, que crearan en su momento vestidos llenos de flores de mayo si se trataba de homenajear a Canadá, o que fueran hechos de un imponente satín blanco y verde retomando los colores de la bandera de Pakistán para asistir al banquete presidencial, en su viaje en 1961. 

publicidad

Fernández de Kichner -al igual que lo han hecho históricamente otras políticas- apostó por el color blanco que la da un hálito de calma y la despoja de esas caricaturas de mujer déspota y derrochadora que han creado todos aquellos que no coincidieron en su proyecto político. Eligió además un vestido muy femenino que obedece a una de las grandes tendencias de esta temporada en todo el mundo, dejando de manifiesto una vez más su lema que profesa que “no hay que vestirse de pobre para hacer política”. 

Cristina Fernández se despidió de sus partidarios el miércoles por la no...
Cristina Fernández se despidió de sus partidarios el miércoles por la noche.


Intenciones

La elección cuidada, premeditada de la presidente se vio, sin embargo, desafiada por otra mujer poderosa, con potencia de conquistar los corazones de los argentinos tan dados a venerar a las mujeres del poder. 

¿Será que como en los bailes de colegio, los asesores de Macri le sugirieron a Juliana Awada apostar por un vestido similar solo para arruinarle la fiesta? ¿Será que el partido opositor quería hacer tan evidente la derrota de la Kirchner que incluso le iba a arrebatar y vulnerar eso que siempre la caracterizó: ese estilo glamuroso y sofisticado?  O ¿Simplemente Juliana no vio las imágenes de la saliente mandataria en una Plaza de Mayo a reventar y pecó hoy por ignorancia?

Juliana Awada

Juliana Awada, nueva primera dama argentina, también ama la moda y ha confesado ser una devota de tonos neutros como el blanco y el crema, que claro le sientan muy bien a su aspecto libanés, además, no era tan difícil suponer que Cristina apostaría por algo parecido a lo que usó hace 12 años cuando Néstor Kirchner, su difunto esposo, salió electo. 

El juego estaba delatado. Como ya  habíamos sugerido no hay nada que vaya más de la mano que la moda y la política. A pesar de todas las críticas que se le vienen encima a Cristina y a Juliana, la saliente mandataria siempre podrá decir en su defensa que ella quiso salir del poder como lo hizo Evita cuando fue llevada al sepulcro, vestida con un memorable traje blanco.

publicidad


publicidad
publicidad
Fue rescatado de un incendio cuando agonizaba y lo revivieron con una máscara de oxígeno especial para mascotas
Estar lejos de la costa ya no es problema: En París limpiaron las aguas contaminadas y levantaron la prohibición de baño.
Stephen, quien trabaja en el Departamento de Policía de Grapevine, pidió ayuda a sus compañeros para que la pedida de mano de su novia fuera inolvidable... y lo logró.
Jetblue dice que un episodio con el niño de la familia y un pasajero causó su retiro de un vuelo el 21 de junio pasado.
publicidad