null: nullpx
Ingredientes

Hongos, la carne de la tierra (y tu alternativa para el Meatless Monday)

¿Qué tal un risotto con trompetas, una hamburguesa de portobello, una sopa de champiñones o unas setas a la mantequilla? Las interminables opciones de la gran familia fungi alcanzan para todo el año.
28 Mar 2016 – 11:55 AM EDT

A los hongos, también se les llama con cariño “la carne de la tierra” y es porque son sin duda, una de las alternativas favoritas para preparar un plato fuerte. Sus texturas, sabor y variedades hacen de ellos los perfectos protagonistas de cualquier receta.

Estos seres vivos sin clorofila también son valorados por sus cualidades nutricionales. En general, están conformados por un 90% de agua y contienen una buena cantidad de hidratos de carbono, fibra y vitaminas (B2, B3 y D2). Aportan potasio, yodo, calcio y conservan su contenido nutricional aún después de ser sometidos a la cocción.

Su sabor cambia de variedad en variedad y esto depende básicamente de las características en las que se cosechan: el tipo de terreno, el clima o el tipo de vegetación de la zona. Se conocen alrededor de 200 variedades de hongos silvestres comestibles, aunque algunos que se han popularizado más y deben su fama a su sabor, accesibilidad y facilidad para prepararlos.


Conociéndolos de cerca

Originario de China, este hongo es ideal para sopas o guisos de cocción prolongada.

Este hongo crece de manera subterránea en la región francesa del Perigord, es muy aromático, así es que se usa principalmente para añadir un toque de perfume a platillos delicados y aromatizar aceites. La recolección de trufas se realiza con perros o cerdos que los rastrean por medio del olfato .

Estos pequeños y delicados hongos blancos, crecen en ramilletes compactos. Son ideales para comer frescos o añadirlos al último momento en sopas y salteados.

Uno de los favoritos de la cocina italiana, se come crudo en ensaladas o salteado con mantequilla y hierbas de olor.

Originario de las costas del Mediterráneo, es grande, carnoso y jugoso. Ideal como sustituto de carne en hamburguesas o bien, rellenos y gratinados al horno.

De color dorado, parece un panal de abejas de consistencia esponjosa. Se consiguen deshidratado o fresco. Son ideales para rellenar debido a su estructura hueca. Hay que procurar utilizar sabores suaves que no opaquen su aroma o bien usarlo en salsas.

De carne flexible y muy aromáticos, las trompetas son ideales salteadas con mantequilla y ajo, o bien en arroces y pastas.

Uno de los favoritos del mundo occidental: crudos en ensaladas, en sopas, o preparados para rellenos de diversos platillos, los champiñones son el acompañante ideal de pastas, pizzas, sándwiches y toda clase de recetas. Algunos consejos para antes de cocinar


  • Lava los hongos frescos bajo el chorro de agua fría. Hay que evitar sumergirlos para que no absorban agua.
  • Si utilizas hongos secos para cocinar, rehidrátalos por lo menos durante 15 minutos antes de usarlos en un poco de agua o mejor aún de jerez, caldo o un poco de vino blanco.
  • Guarda los hongos frescos en refrigeración, asegúrate de que estén secos y envueltos en servilletas o bolsas de papel para conservarlos mejor.

Receta infalible

Sopa de hongos e higos
Esta sopa está inspirada en las sopas asiáticas y, según la tradición de la cocina medicinal china , es muy buena para humectar internamente el cuerpo.

Porciones: 4
Ingredientes:


  • 3 Cda de aceite de cocina
  • 1 rama de apio
  • 2 zanahorias
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 6 tz de agua
  • 1 Cda de miso
  • ½ lb de hongos shiitake frescos o honjos esponja
  • 10 higos secos (puedes sustituir por ciruelas o chabacanos)
  • ½ tz de almendras peladas
  • Sal de mar al gusto

Procedimiento
• Calienta el aceite en una olla. Agrega el apio, zanahorias, cebolla y ajo finamente picados hasta caramelizar ligeramente. Disuelve el miso en una taza de agua fría y añade a la cocción anterior.

• Agrega los hongos y los higos rebanados. Cubre con el resto del agua. Deja hervir durante 35 minutos y añade las almendras enteras.

• Sazona y hierve durante 15 minutos más. Sirve caliente.


Lea también:

Más contenido de tu interés