null: nullpx
Documentales

¿Qué queda en la memoria cuando todo se olvida? La historia de Josebe, una inmigrante con Alzheimer

La cineasta chilena Maite Alberdi estrena 'I'm not from here', el documental sobre una anciana española que emigró a Chile en su juventud y que a causa del Alzheimer ha olvidado gran parte de su vida en el extranjero.
17 Oct 2016 – 12:01 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Josebe tiene 91 años y vive en Chile, pero en su mente, nunca salió del pequeño pueblo de España donde nació. El más de medio siglo que lleva viviendo al otro lado del océano ha sido borrado por el Alzheimer como una ola borra un dibujo sobre la arena.

¿Qué se recuerda cuando todo se olvida? Con esta pregunta, la directora de cine Maite Alberdi comenzó a investigar sobre los recovecos de la memoria y lo que ocurre cuando el pasado empieza a nublarse lentamente hasta no quedar casi nada. Leyó sobre los pacientes de Alzheimer, y encontró un dato que inspiraría su próximo documental.

Durante una de las fases avanzadas de esta enfermedad, la información que el paciente es capaz de retener sobre el presente cada vez es menor, y poco a poco, la realidad va quedando reducida a los recuerdos de la infancia.

Para un inmigrante esto es especialmente importante. En algunos casos significa que los años transcurridos en el país de acogida desaparecen, y se vuelve a la infancia y juventud, es decir, al primer hogar, "a la tierra de uno".


"Hay algo que nunca se te va a olvidar", cuenta Alberdi a Univisión Trends. "Puede pasar que pierdas la memoria, pero hay algo que siempre te va a quedar, y creo que es el hogar", añade la cineasta chilena. " Hay una identidad que nunca vamos a perder aunque hayamos perdido todo. El hogar, el lugar de pertenencia, está en nosotros".

Alberdi decidió mostrar esta situación a través de un cortometraje, y comenzó un recorrido por los asilos de Chile en busca de inmigrantes con Alzheimer para retratar su historia. Después de visitar infinitas casas de reposo, encontró a Josebe, una carismática vasca que se convertiría en la protagonista de su documental, 'I'm not from here', dirigido en colaboración con la cineasta lituana Giedre Zickyte y estrenado de la mano de The New York Times.

Josebe nació en Rentería, un pueblo del País Vasco al norte de España. A causa de la guerra, su novio huyó a América Latina y pasaron tres años escribiéndose por carta. Tras ese tiempo decidieron casarse en la distancia hasta que Josebe pudiera reunirse con él en Chile, algo que hizo poco después. Allí formaron una familia y pasaron el resto de su vida.

En una de las escenas, Josebe muestra su pasaporte chileno y dice que le gusta vivir allí. Pero al día siguiente no recuerda nada de eso. Piensa que está en Rentería y no en el asilo donde habita desde hace más de un año. Mira hacia la puerta, con sus ojos despiertos, esperando a que sus amigas de juventud aparezcan en cualquier momento para tomar un café y charlar de sus cosas.

"Nos dimos cuenta de que en el Alzheimer la gente se acuerda del pasado con claridad y no del presente, y pensamos qué pasaría con un inmigrante que tiene Alzheimer y se acuerda de sus primeros años y no de los últimos", explica Alberdi. "Ella, por mucho que no sepa dónde está en el presente, tiene claridad de cuál es su hogar y cuál es su lugar. [El documental] plantea la relatividad de dónde vivimos. Ella vive en su memoria. Al final, lo que tenemos es nosotros mismos y no importa el presente, porque ella tiene un lugar en el pasado, y eso le permite sobrevivir y estar contenta en ese espacio imaginario".

El rodaje fue una gran aventura. "Como a ella se le olvidaba el presente, todos los días era el primer día", dice la directora. "Como aquella película de 'El día de la marmota'. Todos los días tenía que llegar y decirle: 'Hola, soy Maite, estoy rodando una película', y volver a presentarme y empezar de nuevo. Esto hacía interesante la dinámica, teníamos que explicarle siempre lo mismo, y todos a jugar a que era la primera vez".

Las repercusiones que el Alzheimer tiene en la vida de los pacientes inmigrantes han sido analizadas en estudios dedicados sobre todo a la influencia del idioma. Uno de los descubrimientos, por ejemplo, es que los recuerdos se configuran en el idioma con el que fueron vividos, y para inmigrantes bilingües, es más fácil recuperarlos si se utiliza el idioma correspondiente.

Actualmente hay alrededor de 5 millones de personas diagnosticadas con Alzheimer en Estados Unidos, y la población hispana tiene mayor prevalencia respecto a la población blanca. Se calcula que para 2060, la cifra de ancianos hispanos con esta enfermedad en el país se habrá multiplicado un 832%, según una investigación del USC Edward R. Roybal Institute on Aging y Latinos Against Alzheimer.

"Como sociedad, nos estamos acostumbrando a dejar a los ancianos en casas de reposo y antes era mucho más normal que estuvieran en familia. La cantidad de asilos, al menos en latinoamérica, es impresionante. Las personas de la tercera edad ya no viven en las casas. Antes era normal que el abuelo o el tío mayor estuviera a cargo de la familia. Hoy en día eso es imposible", señala la directora. "Hay mucha gente que está bien en las casas de reposo, que no necesitan cuidados médicos y que perfectamente podrían estar con su familia. Pero esta opción es una opción evidente para nosotros ahora".

La mirada de Alberdi es la de una observadora. Su cámara se hace invisible y son los personajes quienes cobran vida delante de la pantalla. "Es una cámara que espera a que las cosas pasen frente a ella", en sus propias palabras.

Entre sus trabajos anteriores está 'El Salvavidas', una historia sobre un socorrista de la playa de Chile que le tiene miedo al agua, y en su próximo cortometraje documental, 'Los Niños', retratará a un grupo de adultos con síndrome de Down que están cansados de que les traten como niños. "Vivo muchas vidas aparte de la mía, mirando y observando a los otros", dice Alberdi.

Sobre la historia de Josebe, la cineasta añade: "Es algo que tiene que ver no sólo con la memoria, sino con el inmigrante que vive en otro lado, que ha vivido 70 años en otro lugar pero vivió 20 en su hogar, y quedó ahí".

Reacciona
Comparte
Publicidad