Bodas

Meghan Markle rompe el silencio sobre su papá, pero no dice quién la entregará en su boda

La futura esposa del príncipe Harry agradece todo el apoyo que se la ha brindado durante los pasados día y pide respeto y espacio para Thomas Markle, a fin de que pueda recuperarse satisfactoriamente.
17 May 2018 – 8:49 AM EDT

Después de varios días de múltiples controversias, la futura esposa del príncipe Harry, la actriz Meghan Markle, confirmó que su padre, de 73 años, no asistirá a su boda este sábado, en el castillo de Windsor. Thomas Markle fue operado del corazón este miércoles, según él confirmó a la cadena TMZ.

"Tristemente, mi padre no asisitirá a la boda. Siempre me ha preocupado mi padre y espero que se le dé el espacio que necesita para concentrarse en su salud. Quiero agradecer a todos los que han ofrecido mensajes de apoyo. Por favor, sepan lo mucho que Harry y yo deseamos compartir nuestro día especial con ustedes", expresó Meghan Markle, de 36 años, en declaraciones difundidas a través de la cuenta en Twitter del palacio de Kensington, residencia oficial de Harry de Inglaterra y su hermano, el príncipe William.

Esto es lo que busca en internet el papá de Meghan Markle (las fotos que vendió a un paparazzo)

Loading
Cargando galería

La actriz no confirmó si su padre fue operado del corazón ni en dónde. Tampoco informó si será su madre, Doria Ragland, quien camine con ella hasta el altar y la entregue al príncipe Harry como parte de la ceremonia de casamiento.

La salud de Thomas Markle, supuestamente, se agravó a raíz del escándalo que estalló el domingo pasado, cuando trascendió que le vendió fotos 'cándidas' a un paparazzo. Las imágenes lo mostraban en un internet café leyendo sobre la boda real, tomándose medidas para un traje y consultando un libro sobre historia de Inglaterra.

El pasado lunes, Markle reveló a la cadena TMZ que había sufrido un infarto seis días antes de la controversia, aunque salió del hospital con ánimos de recuperarse y asistir a la ceremonia. Sin embargo, alegó que estaba tan avergonzado por el asunto de las fotos, que no iría a Inglaterra para evitar humillar a su hija y a la familia real.

Un día después se arrepintió y aseguró que no podía perderse el histórico momento, pero solo pasaron unas horas cuando declaró que su estado de salud había empeorado y que debía someterse a una intervención quirúrgica que no le permitiría viajar.

Enojada la reina Isabel II por el show que ha hecho el padre de Meghan Markle

Loading
Cargando galería