null: nullpx
Ansiedad

Grounding, la técnica para combatir la ansiedad que permite relajarte en pocos minutos

Publicado 23 Sep 2019 – 03:09 PM EDT | Actualizado 23 Sep 2019 – 03:09 PM EDT
Reacciona
Comparte

Todos en algún momento de nuestra vida experimentamos momentos de miedo o temor. Estos momentos nos ponen en un estado de alerta que nos provoca ansiedad, la cual es una respuesta natural del cuerpo a este estrés.

En sí, muchas personas experimentan ansiedad, no obstante, en situaciones normales, dicho sentimiento no interfiere tal cual con la vida cotidiana.

En cambio, una persona que sufre trastorno de ansiedad generalizada experimenta de manera extrema el miedo, terror, pánico o nerviosismo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental, este sentir intenso y profundo sumado a los síntomas físicos de la ansiedad como temblores, sudoración, hiperventilación, problemas para conciliar el sueño, interfieren en la vida diaria de las personas.

Grounding, una técnica para controlar la ansiedad

Mayo Clinic explica que la psicoterapia, los medicamentos recetados por un especialista o la combinación de ambos son los tratamientos más comunes para tratar la ansiedad.

Sumado al mejor tratamiento para cada persona, existen técnicas que pueden ayudar a controlar la ansiedad, los ataques de pánico y mantener alejadas las emociones negativas e intensas.

El grounding es una técnica que te ayuda a enfocarte nuevamente en el presente y no dejar que los sentimientos de angustia, preocupación o pánico se lleven tu mente hacia recuerdos o pensamientos no deseados, desafiantes o bastante negativos.

Esta técnica se centra en detenerte un momento y hacer consciente dónde estás parado y qué te rodea, de ahí el nombre que deriva de la palabra en inglés ground que significa suelo.

Grounding: 5-4-3-2-1

En el momento en el que comiences a sentir que la ansiedad se empieza poco a poco apoderar de ti, esfuérzate por concentrarte en tu respiración. Una excelente manera de procurar la calma es con respiraciones lentas, profundas y largas.

Una vez que tengas mayor consciencia de como entra y sale el aire por tu nariz es momento de pensar en 5-4-3-2-1. Te explicamos.

5. Observa tu alrededor e identifica CINCO objetos. Pueden ser en el mismo espacio donde estás como un reloj en la pared, un bolígrafo o lo que ves por la ventana: un árbol, un poste de luz, etc.

4. Reconoce CUATRO cosas que puedas tocar y sentir la textura. Esto puede ser desde el material de la silla donde estás sentado, la mesa que tienes delante de ti, la dureza del pavimento donde estás parado, la tela suave de tu abrigo, o incluso tu mismo cabello.

3. Identifica TRES sonidos. Presta atención a los sonidos que te rodean. Puede ser el sonido de la cafetera, el claxon de algún carro en la calle, inclusive puede ser una persona masticando muy fuerte.

2. Reconoce DOS cosas que puedas oler. Puede ser el olor del café en el área de servicio en la oficina, tu perfume, el intenso olor de un plumón o marca textos.

1. Identifica UNA cosa que puedas probar. Date un tiempecito para encontrar algo que puedas realmente saborear. Puedes cargar contigo una pequeña golosina para terminar este ejercicio con un delicioso sabor en la boca.

En caso de no tener ningún dulce, chocolate o snack que puedas saborear en el momento, concéntrate en el sabor que tiene tu boca. ¿Aún quedan notas del café de la mañana? ¿Todavía sientes la frescura de la pasta de dientes?

Con estos cinco puntos puedes re-conectar tu mente con el presente y combatir los abrumadores pensamientos de ansiedad, pánico o nerviosismo.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:AnsiedadEvergreenLong form 10MéxicoViX