null: nullpx
alimentacion sana

Comer bacon y tener un cuerpo saludable es posible: entérate de los detalles

Publicado 7 Sep 2018 – 01:08 PM EDT | Actualizado 7 Sep 2018 – 01:08 PM EDT
Reacciona
Comparte

Con la popularidad creciente de la dieta keto, la gente se está lanzando de cabeza a las proteínas y las grasas. Y uno de los alimentos que cumple estas dos características, y que además es delicioso, es el bacon. Si bien las dietas que implican un abuso de este tipo de carbohidratos no son saludables, el bacon por sí solo puede ser parte de una dieta que sí sea buena para la salud.

El bacon puede ser saludable

Contiene un montón de grasa, pero esto no tiene por qué ser perjudicial: las grasas del bacon, según Healthline, son 50 % monoinsaturadas (saludables), y la mayor parte de esas grasas son ácido oleico, un compuesto encontrado también en el aceite de oliva y el aguacate, conocido por proteger el corazón.

El alto contenido de grasa en el bacon no debería preocuparte, ya que las porciones de bacon suelen ser pequeñas.

El bacon es altamente nutritivo: contiene varias vitaminas del complejo B, proteína animal, y buenas cantidades de magnesio, zinc, hierro y potasio. Además, es una gran fuente de selenio, uno de los antioxidantes más poderosos que podemos encontrar en la dieta, y de fósforo, que fortalece los huesos y favorece la reparación de los tejidos.

Pero, por otro lado...

El 40 % de las grasas del bacon son saturadas, y acompañadas por una buena cantidad de colesterol. El colesterol, de todas maneras, fue una preocupación del pasado: ahora se sabe que el colesterol ingerido no tiene el efecto que se creía en los niveles de colesterol en sangre. Las grasas saturadas han sido relacionadas con los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, pero los científicos han fallado en encontrar la relación directa. Los efectos de las grasas saturadas pueden tener más que ver con la dieta y el estilo de vida de las personas, de acuerdo a Healthline.

El bacon es también una peligrosa fuente de sodio, ya que el proceso de curado de esta carne lleva grandes cantidades de sal. Una dieta alta en sodio ha sido relacionada con un mayor riesgo de hipertensión y de cáncer de estómago. Si tienes hipertensión y sensibilidad a la sal, es recomendable que sigas una dieta baja en sodio, limitando el consumo de bacon.

Las carnes procesadas tienen nitritos y nitratos, que cuando se cocinan a altas temperaturas se convierten en nitrosamina, un compuesto cancerígeno. De todos modos, hoy en día las carnes procesadas tienen muchos menos nitratos que hace 40 años, y además se les agrega vitamina C para evitar la formación de agentes cancerígenos.

El secreto es elegirlo bien

Al comprar bacon, trata de que los cortes sean de la parte media, para que contengan menos grasa. De acuerdo a Greatist, los cortes del centro suelen tener 30 % menos grasa que los de la parte externa. Trata de encontrar un tipo de bacon que no contenga nitratos y nitritos.

Cuando te sea posible, trata de encontrar bacon bajo en sodio. Si lo cocinas tú, será más saludable: podrás quitarle algunos pedazos de grasa y freírlo a bajas temperaturas para que no se formen tantas nitrosaminas. También puedes hacerlo al microondas. Debes asegurarte de que la carne esté bien cocida a la hora de comerla; sin embargo, quemarla puede formar otros compuestos peligrosos que están asociados con el cáncer.

Por último, no pienses en el bacon como la parte principal de tu plato. Lo mejor es que lo agregues como condimento de ensaladas, estofados, sopas o pastas. La recomendación es no consumirlo con otros productos grasosos, por ejemplo, dentro de una hamburguesa.

Entonces, ¿puede el bacon ser parte de una dieta saludable? Sí, siempre y cuando el resto de la dieta sea balanceada y rica en alimentos frescos.

Sigue leyendo:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:alimentacion sanaBacondietaVisual 5Vix