Amor

Columna: ¿Por qué el imán hacia los amores imposibles?

La psicoterapeuta Valeria Villa nos explica por qué solemos quedar atrapados en un amor sin esperanza.
15 Oct 2015 – 5:41 PM EDT

Por Valeria Villa*


La vida sería más simple y apacible si las personas se conformaran con amores pr edecibles y sin complicaciones.  

Me refiero a esas relaciones que no significan un reto mayor para la mente, que fluyen sin hacer nada, que no emocionan demasiado pero  son la promesa de un camino con pocos tropiezos.  

Estoy pen sando en esa mujer o ese hombre  disponible, que piensa que usted es maravilloso. Que tiene mucho tiempo libre para compartir, que dice que sí a cualquier propuesta suya porque lo úni co que quiere es tenerle cerca.

¿Cómo podrí amos llamarle  a esos amores que pasan sin pena ni gloria en la historia del corazón? Quizá ni siquiera son amores. Puede que solo  sean  una cura accesible para la soledad. Como si en lugar de haber sido partido  a la  mitad por un rayo, usted hubiera ido a una tienda de autoservicio por un “amor” a la medida de sus necesidades. Casi  como un perrito o un gatito,  pero con forma humana, que le espante los fantasmas de la muerte y el desamor.  

¿Por qué pasan estas cosas?  

La gente, protegi da por la confidencialidad de un consultorio de  psicoterapia, confiesa sus pensamientos más miserables y me cuenta que ha utilizado a algunas personas como si fu eran cosas. Porque en otro plano  de sus vidas, había alguien que los estaba volviendo locos de amor y de pasió n sin esperanza.  

Por ejemplo, u hombre casado, una mujer inestable, un narciso que solo  ama  su imagen en el espejo , un tipo frío que ha dicho “te quiero” dos veces en  cinco  años, una mujer que huye  de  los compromisos y que ama su libertad por encima de todo. Ésos, fíjese, son los que despiertan amores desesperado s, entregas sin freno, desvelos y  anhelo.  

Bienes escasos, amor apasionado  

No puede desearse lo que ya se tiene. No se siente desesperación por ganar la mirada y la atención de  alguien que la da a granel. Son, precisamente,  los bienes escasos los que despiertan el amor  apasionado . El amor intermiten te, que ahora ves y luego no es  el que detona el interés y el impulso a la conquista, a la creatividad de la seducció n.  

Por cierto , ¿es usted un amante simple, abundante e incondicional? Las cosas simples son lindas. Y aburridas. Las personas deberían entender que ,  casi en cualquier plano de la vida, es mejor se r un bien escaso. Quiero decir  preciado, que no se oferta ni se ofrece ni se abarata con ta l de recibir migajas de amor.  

Hay amores desdichados que jamás serán. Es pésima idea enamorarse de alguien que nunca le corresponderá. También es horrendo valorarse tan poco, al punto de convertirse en un producto barato, consumible y desechable, que puede comprarse en la tienda de la esquina.  

---

*Valeria Villa. Psicoterapeuta desde hace 15 años. Hace divulgación sobre bienestar emocional en radio, televisión y prensa escrita.

Más contenido de tu interés