null: nullpx

¿Por qué terminó la amistad entre Lady Diana y Sarah Ferguson? Aquí te lo decimos

La princesa de Gales y la duquesa de York fueron siempre amigas muy cercanas, pero hubo algo que provocó que, al momento de morir Diana, estuvieran distanciadas.
26 Jul 2018 – 9:01 PM EDT

La reciente amistad que surge entre Meghan Markle y Kate Middleton, las duquesas de Sussex y Cambridge, ha despertado ecos de otra cercana relación que hubo hace años entre cuñadas reales en la familia real británica, que tuvo un final triste: la estrecha amistad que hubo entre Sarah Ferguson y la princesa Diana de Gales.

La causa de su distanciamiento en 1996, poco después de sus divorcios del príncipe Carlos y el príncipe Andrés, por años ha circulado como una anécdota acerca de una presunta broma de la duquesa que hizo sentir insultada a la princesa; diarios como el Daily Mail y el Daily Express cuentan que Sarah contó en público (y luego en un libro) que una vez Diana le prestó unos zapatos y que después de usarlos le salió una verruga en el pie. Esto claramente no era más que un chiste (y de mal gusto, según algunos), pero después de enterarse, Diana le dejó de hablar a su amiga, y aunque Sarah insistió en contactarla nunca más volvieron a verse o hablarse.

Esto es lo que sabemos de 'Diana, el musical', la puesta en escena dedicada a Lady Di

Loading
Cargando galería


La historia entre Lady Di y ' Fergie' surgió incluso antes de que la rubia estuviera comprometida con el príncipe Carlos. Dado que ambas pertenecían al círculo cercano a la realeza - Diana era hija de un conde y Sarah hija del coronel de caballería de la reina Isabel II-, se conocían de jóvenes, y según revelan numerosas biografías reales, la relación entre ambas fue tan cercana, que aún después de casarse con el heredero al trono en 1981, Diana siguió frecuentando a la pelirroja, cuya personalidad vivaz y bromista era el contraste ideal para su carácter tímido y dulce en esa época. De este modo, Diana se convirtió en una pieza clave para que se diera una relación romántica entre el príncipe Andrés y Sarah, misma que culminó en boda en 1986.

Cuando fueron familia, Diana y Sarah formaron una especie de frente común contra el estricto protocolo de palacio, y se les veía muy divertidas juntas ya fuera en eventos de la realeza como las carreras de Ascot -donde se sentaban juntas en el palco de la reina- o en conciertos de artistas favoritos de ambas como Elton John y los Eurythmics.

Sarah fue una presencia en las infancias de los príncipes William y Harry (este en particular la quiere y se puso firme para que su tía tuviera una invitación a su boda con Meghan) y Diana también fue cariñosa con las princesas Beatrice y Eugenie, en sus primeros años, aunque todavía eran muy pequeñas cuando la princesa murió en un accidente automovilístico en París, en 1997.


Cuando las dos se separaron con unos meses de diferencia, en 1992, Sarah apoyó a Diana y viceversa, aunque la relación se fue volviendo menos cercana; Sarah salió de la familia real en medio de un escándalo de infidelidad, y Diana hizo lo propio, y más grande, cuando habló en 1995 al programa ' Panorama', contando todo acerca de la relación adúltera del príncipe Carlos con Lady Camilla y de la suya propia con su maestro de equitación, James Hewitt.

En su autobiografía ' Finding Sarah', la duquesa de York describió a Lady Di como la persona que más la hacía reír. "Íbamos de vacaciones juntas con nuestros hijos. Tristemente, al final no habíamos hablado durante un año, aunque nunca supe la razón, excepto que algo se le metió a Diana en la cabeza, y cuando esto sucedía, era casi imposible hacer que cambiara de idea".

Sarah y sus hijas estuvieron presentes en la abadía de Westminster para el funeral de Diana, en septiembre de 1997.

También te puede interesar:


Más contenido de tu interés