Bodas

Meghan Markle no lo tiene fácil: vizcondesa nacida en EEUU anticipa los desafíos que le esperan

La futura esposa del príncipe Harry tendrá que familiarizarse con una infinidad de cubiertos para la mesa y conocer la historia detrás de los cuadros y los muebles que forman parte de la cotidianidad de las residencias de la aristocracia, entre muchas otras cosas.
18 Abr 2018 – 8:19 PM EDT

Desde las expediciones de caza, la sopa de tomate con infusión de vodka hasta las temperaturas bajas. Estas son algunos de los nuevos gustos que la actriz estadounidense Meghan Markle tendrá que adquirir en su nueva vida como consorte del príncipe Harry .

La artista, que hasta noviembre pasado residió entre Los Ángeles y Toronto, inició una vida en Londres, una ciudad formada por 32 distritos situada a orillas del río Támesis, poco antes de que se anunciara su compromiso con el príncipe de cabello rojizo.


Una boda con más de 3,200 invitados: así será la del príncipe Harry y Meghan Markle

Loading
Cargando galería

De cara a su boda, el 19 de mayo, Julie Montagu, una vizcondesa estadounidense y maestra de yoga, compartió su experiencia aclimatándose al mundo de la nobleza británica tras casarse con Luke Timothy Charles Montagu, el vizconde de Hinchingbrooke, en junio de 2004.

Medio en serio y medio en broma, la también exmodelo señaló que la 'vida real' requiere un ajuste, que va desde asuntos tan sencillos como familiarizarse con una infinidad de cubiertos para la mesa hasta conocer la historia detrás de los cuadros y los muebles que forman parte de la cotidianidad de las residencias de la aristocracia.

“Es maravilloso estar alrededor del uso constante del ‘por favor’ y el ‘gracias’. Es tan positivo”, apuntó a la publicación Daily Mail.

No se limita a los modales o la forma de servir la mesa, las formalidades incluyen el uso de la típica tela inglesa de lana escocesa, tomar la merienda de las 11 de la mañana y el té en la tarde.

“Es una historia rica que encuentro fascinante”, apuntó Montagu.

También se trata de conocer el costo de vivir entre la historia. Por ejemplo, la mujer, de 44 años, comentó que Meghan Markle tendrá que aprender a vivir en una temperatura más baja no tanto por el clima sino porque la calefacción afecta las obras de arte.


Las flores favoritas de Lady Diana adornarán la boda del príncipe Harry y Meghan Markle

Loading
Cargando galería

Señaló que las residencias de la nobleza inglesasa mantienen una temperatura más fresca para preservar los cuadros y los muebles históricos. En ese sentido, recomendó a la futura esposa del príncipe Harry adquirir buenos sombreros de lana, que podría usar hasta en el verano.

La actriz, de 36 años, que sigue una dieta mayormente vegana y es amante de los animales, también lidiará con el gusto por la carne y el apego por la cacería, que predomina entre los miembros de la nobleza británica, incluido el príncipe Harry, de 33 años.

Montagu mencionó que en las fiestas de la aristocracia inglesa se sirve venado, jabalí y cordero y que en torno a la caza existe toda una cultura que incluye fiestas de tragos, donde se sirven salchichas y una ginebra rojiza de nombre ‘Sloe Gin’.

Claro también están la sopa de tomate con infusión de vodka y los majados de apio, que podrían ofrecer una alternativa vegetariana a la compañera del hijo menor de la fenecida princesa Diana.

De igual forma, Meghan podría desarrollar un gusto por esas largas caminatas por el campo que tanto divierten a la realeza.

Más contenido de tu interés