null: nullpx
Celebridades

Las mujeres gordas no son valientes: Lizzo, la cantante plus size, explicó por qué

Publicado 17 Sep 2019 – 05:10 PM EDT | Actualizado 17 Sep 2019 – 05:10 PM EDT
Reacciona
Comparte

En una época en la que AL FIN se reconoce que la belleza no sólo viene en tallas chicas y medianas, suena escandaloso (y hasta retrógrada) decir que las mujeres gordas no son valientes por amar sus cuerpos. Pero una cantante plus size así lo asegura, y la explicación detrás de su argumento no es la que imaginas.

Gracias al movimiento body positivity se ha difundido el hecho de que no importa qué peso tenga una persona, todas merecen ser respetadas como seres humanos. No se trata de justificar el sobrepeso o la obesidad bajo la bandera de "todos los cuerpos son hermosos", sino de reconocer que todos los individuos son valiosos, sin importar cómo se vean.

Sin duda una de las celebridades que más habla sobre este tema y que a más mujeres ha inspirado en su camino a la aceptación es Lizzo. Es común que la gente la describa como una guerrera llena de coraje, que no le presta atención a los estereotipos de belleza tradicionales y que demuestra que la sensualidad no se mide en kilos.

La cuestión está en que a Lizzo no le gusta que la consideren como una persona valiente por ser sexy y gorda al mismo tiempo ( "gorda" no es un insulto, por cierto). En una entrevista con Glamour, la artista explicó por qué no es correcto creer que alguien con curvas es valeroso sólo por tener confianza en uno mismo:

«Cuando la gente ve mi cuerpo y se quedan de: "Oh, por Dios, ella es tan valiente", me quedo de: "No, no lo soy. Estoy bien. Sólo soy yo. Sólo soy sexy. Si vieras a Anne Hathaway en un bikini en un espectacular no la llamarías valiente. Pienso que hay un doble estándar cuando hablamos de mujeres.

quote:No me gusta cuando la gente piensa que es difícil para mí verme como alguien hermosa. No me gusta cuando la gente se sorprende de lo que estoy haciendo.

A pesar de que los comentarios que recibe Lizzo sobre su valor no son mal intencionados (dejando de lado a los haters y a los trolls, claro), dejan ver que todavía pensamos que las mujeres gordas "deberían" sentirse mal por su peso, por lo que es un logro que se acepten.

Piénsalo como cuando una mujer hace una actividad que antes se relacionaba con los hombres ( como jugar fútbol) y se le quiere hacer un cumplido tipo: «Lo hiciste muy bien, para ser una mujer». No se trata de una ofensa directa, pero sí viene con su dosis —incluso inconsciente— de estereotipos y uno que otro prejuicio.

Esa opinión de Lizzo nos invita a reflexionar sobre el tema de la diversidad de cuerpos. Si bien es cierto que necesitamos de más tipos de mujeres representadas en los medios, no deberíamos verlas como "la novedad". Las mujeres gordas siempre han existido y su valor depende de muchos factores lejos de la báscula y de si se animan o no a ponerse un bikini.

Te invitamos a leer:

Reacciona
Comparte