null: nullpx
Celebridades

John Travolta recordó a su hijo fallecido con un tierno gesto que te apachurrará el corazón

Publicado 15 Abr 2021 – 01:47 PM EDT | Actualizado 15 Abr 2021 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

John Travolta es uno de los actores más importantes en la industria cinematográfica; lamentablemente, fuera de cámaras su vida no ha sido tan fabulosa, pues sufrió la pérdida de dos de sus seres más queridos.

Tanto su esposa, Kelly Preston, como su hijo, Jett Travolta, se despidieron de este mundo debido a problemas de salud.

El 12 de julio de 2020, la también actriz Kelly Preston murió tras luchar contra el cáncer de mama durante 2 años.

La esposa de John Travolta tan solo tenía 57 años.

Por otro lado, el hijo mayor del actor, Jett, murió en 2009 debido a un episodio de convulsiones provocado por un extraño padecimiento médico: la enfermedad de Kawasaki.

Lamentablemente, esta enfermedad afecta principalmente a los varones jóvenes y se caracteriza por inflamar las paredes arteriales de todo el cuerpo.

Los síntomas más comunes de la enfermedad son fiebre alta y descamación de la piel. En sí es un mal tratable; sin embargo, el paciente puede presentar complicaciones cardiacas, las cuales llevan a un desenlace fatal.

El hijo de Travolta tenía 16 añitos y se encontraba en unas vacaciones familiares en las Bahamas, cuando murió.

El pasado 13 de abril Jett habría cumplido 29 años, ¡ya sería todo un adulto!

Por ese motivo, John Travolta decidió rendirle un pequeño tributo por medio de sus redes sociales; así demuestró lo mucho que lo recuerda y tiene presente:

«Feliz cumpleaños mi hermoso Jetty. Te amo»

Aunque es un mensaje corto, se puede deducir que el actor trabaja en asimilar sanamente la repentina muerte de su hijo y la polémica que se generó después.

El intento de extorsión

Tras la muerte de Jett Travolta, la familia no solo tuvo que lidiar psicológicamente con la pérdida, también con un intento de extorsión.

Un paramédico y una abogada, miembro del Senado de Bahamas, amenazaron a John y su esposa con filtrar información personal sobre la muerte de Jett.

Para evitarlo, los extorsionadores pedían 25 millones de dólares.

El día en que murió Jett la familia se encontraba vacacionando en las Bahamas. Cuando notaron el estado del chico, decidieron pedir una ambulancia que lo trasladara de emergencia al aeropuerto.

De ahí lo llevarían de vuelta a Estados Unidos, para poder atenderlo apropiadamente.

Sin embargo, uno de los paramédicos le explicó que lo mejor sería llevarlo a un hospital local.

La razón era simple: mientras más rápido actuaran, las posibilidades de curar a Jett aumentarían.

El actor no estaba convencido de la calidad de los hospitales locales, así que ante su negatividad los paramédicos optaron por darle a firmar una carta.

En dicho documento el actor desligaba de responsabilidades a los paramédicos, en caso de que algo le sucediera a Jett.

John Travolta aceptó firmar porque su hijo necesitaba ayuda urgente y no tenía tiempo de pensar las cosas.

Finalmente, el actor se dio cuenta de que volar a Estados Unidos no era una opción viable y llevaron a Jett a un hospital local, donde murió.

En el juicio, los acusados negaron todos los cargos y a petición de la familia Travolta el caso se cerró, pues no se sentían con la fuerza emocional para continuar con el proceso legal.

Afortunadamente, no tuvieron que pagar nada! Sin embargo, fue una etapa sumamente desgastante.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte