null: nullpx
Familia

Este es el motivo por el que el Príncipe Harry fue un "gran milagro" para Lady Di

Publicado 3 Dic 2018 – 04:53 PM EST | Actualizado 3 Dic 2018 – 04:53 PM EST
Reacciona
Comparte

Hoy día, 21 años después del lamentable fallecimiento de Lady Di, para nadie es un secreto el historial amoroso del Príncipe Carlos. Aún durante el tiempo en que Diana y el heredero al trono estuvieron casados, la sombra de Camilla Parker Bowles siempre estuvo presente.

A pesar de ello, la pareja logró la concepción de William y Harry. Este último fue muy especial para la princesa, no sólo por ser el menor, el más travieso y la "luz de sus ojos", sino porque su llegada al mundo fue un "gran milagro" según sus propias palabras.

El documental Diana: In Her Own Words, reúne grabaciones de viva voz de la princesa de Gales. En una parte, la entrevistada habla sobre un momento en el que su esposo intentó dejar su amor por Camilla atrás y formar un matrimonio sólido.

Desde luego, la estrategia no tardó en venirse abajo. Las esperanzas de Diana se desvanecieron cuando las ausencias de su entonces cónyuge comenzaron a ser más prolongadas. La depresión la alcanzó:

«Viví una oscuridad total entre 1982 y 1984 (años de nacimiento de William y Harry, respectivamente). He tenido que borrar de mi mente esa etapa, fue muy dolorosa».

A mediados de 1983, cuando William cumplió un año y el Príncipe Carlos comenzó a dejarse ver con Camilla Parker en público, todo empeoró. Diana asegura no recordar cómo concibió al menor de sus hijos:

«Casi no veía a mi esposo, la llegada de Harry fue prácticamente un gran milagro, en especial porque yo sabía que ella (Camilla) estaba más presente que nunca en nuestras vidas. Obviamente la intimidad era escasa».

El "milagro de Harry" va más allá de su "misteriosa" concepción. Unas seis semanas antes de dar a luz, Diana sintió la esperanza revivir:

«Si me preguntan en qué momento tuve más cercanía con mi esposo, respondería que unas seis semanas antes de la llegada de Harry. Hasta sentí que podía dejar todo atrás y que todo iría bien».

Tristemente, el nacimiento de Harry decepcionó al Príncipe y el distanciamiento se hizo presente. Diana fue testigo de todo:

«El quería una niña rubia. En cambio nació un precioso varón pelirrojo y sano. Incluso le comentó a mi madre durante el bautizo de Harry lo decepcionado que estaba».

Diana sabía desde las ecografías que el más pequeño de sus hijos sería un varón, pero decidió no decirle a su esposo. Aún con el distanciamiento, la princesa siguió considerando a Harry su propio milagro. Los lapsos de dedicación que mostraba Carlos, le marcaban una sonrisa en el rostro:

«A pesar del desencanto, Carlos fue muy buen padre desde el inicio. Siempre llegaba para alimentar y bañar al pequeño. Es por eso que durante un breve período pensé que mi "pequeño milagro" podía unirnos otra vez. Harry sacó lo mejor de nosotros».

Como ya se sabe, el final de esta historia es muy distinto al que Diana imaginó durante los acercamientos de Carlos. No obstante, la química entre la princesa y el menor de sus hijos está presente hasta hoy.

El Príncipe Harry (junto a su esposa Meghan Markle) mantiene viva la memoria de su madre participando en innumerables causas altruistas.

Ya que estás aquí:

Reacciona
Comparte