Contenido Patrocinado

Diabetes: lo que debes saber

La diabetes es una enfermedad de la que -por suerte- hay bastante información y opciones de tratamiento. Conoce qué hacer si eres diagnosticado/a.
12 Dic 2018 – 3:28 PM EST

Millones de personas comparten hoy día la preocupación de tener que vivir con diabetes, una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad. La buena noticia en torno a esto, es que la ciencia se ha ocupado de estudiarla y hay opciones de tratamiento e información general para mejorar, en buena medida, las condiciones de vida de quienes la padecen.

¿Qué es la diabetes y por qué se produce?
Esta enfermedad sucede cuando los niveles de azucar en la sangre superan los normales, ya sea porque el organismo no produce suficiente insulina (diabetes tipo 1), o porque esta no funciona correctamente (diabetes tipo 2).

Existen factores genéticos y ambientales que contribuyen a desarrollar la condición. En el caso de la diabetes tipo 1, que se diagnostica más frecuentemente entre la niñez y la adultez joven, se hereda de los padres, o sea, aquí el factor influyente es el genético.

En cuanto a la diabetes tipo 2, la forma más común de la enfermedad, las causas son más bien atribuidas a un estilo de vida poco saludable: cuando hay sobrepeso, poca actividad física y consumo de nicotina y/o alcohol en exceso, entre otras cosas.

Las personas mayores de 45 años tienen más probabilidades de desarrollar diabetes. Las mujeres embarazadas (que presentan una diabetes llamada “gestacional”) y personas con lesiones en el páncreas también tienen altas probabilidades de sufrir de esta enfermedad.

Qué hacer cuando te diagnostican
Primero que todo, mantener la calma y comprender que con el tratamiento adecuado y cambios pequeños (pero significativos) en el estilo de vida, un diabético podrá llevar una rutina casi normal. ¡Estas son muy buenas noticias!

Cualquier persona que sienta que está en riesgo -o que tenga síntomas que puedan indicar que sufre de diabetes- debe acudir a un médico y realizarse un examen cuanto antes. Una prueba en sangre es la mejor forma de detectar la enfermedad.

Nota: si tienes Medicare, puede ser que cumplas con los requisitos para recibir cobertura de las pruebas de detección de diabetes. Comunícate con ellos para conocer detalles.

Opciones de tratamiento
Como ya lo dijimos, cualquier persona puede estar en riesgo de desarrollar diabetes, pero hay suficientes opciones de tratamiento y será entre tu médico y tú que decidan cuál es el que más te conviene. Puede ser que una receta con medicinas en pastillas sea la conveniente, o que tengas que acudir a insulina inyectada. Cada caso es único e independiente.

La comunicación con tu doctor y su equipo es de vital importancia.

Es por eso que de ti depende en buena medida haber creado un canal de comunicación previo con él/ella, donde le habrás explicado en detalle tu historia clínica, la historia médica de tus familiares cercanos, los síntomas que presentas y tus costumbres de vida, etc. Toda esta información es valiosa para tener un panorama claro de qué es lo que te conviene en cuestión de tratamiento.

La prevención es sinónimo de vida saludable
Mantener una dieta saludable y realizar actividad física son los mejores aliados para disminuir los riesgos de padecer la enfermedad, pero si a ti ya te han diagnosticado con cualquier tipo de diabetes, deberás hacer ajustes en tu estilo de vida para mantenerte lo más sano/a posible.

Te sorprenderá cómo al incorporar en tu dieta diaria las cantidades recomendadas de verduras, frutas, legumbres, pescados y carnes magras, y sacar los excesos de dulces, bebidas de soda, frituras y harinas, tu estado físico general mejorará, incluyendo tus niveles de insulina.

A la par, realizar actividades físicas que te diviertan como caminatas por tu vecindario con tu perrito, realizar clases de danza en el gimnasio o reunirte con tus amistades para una relajante clase de yoga, mejorarán el funcionamiento de tu cuerpo y te darán mayores posibilidades de evitar recaídas. Así mismo retrasarás o eliminarás posibles complicaciones derivadas de la enfermedad.

Como dato importante, debes saber que el apoyo de tu entorno cercano es crucial cuando se trata de vivir con diabetes, así que haz lo posible por incluir a toda la familia en tus rutinas de ejercicios y dieta saludable. Estos cambios de hábitos pueden hacer que disfrutes de una vida a plenitud, aún con diabetes.

RELACIONADOS:Contenido Patrocinado