null: nullpx

"Fue extremadamente brutal y violento": Una mujer es torturada y asesinada frente a su hija de 11 meses

La policía cree que los ladrones llevaban tiempo vigilando la vivienda en la que irrumpieron durante la madrugada para llevarse más de 18,000 dólares en efectivo y joyas, luego de torturar y estrangular a una joven de 20 años que estaba junto a su pequeña bebé.
11 May 2021 – 07:48 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Cuando Charalambos Anagnostopoulos, un piloto de helicóptero de 33 años, salió del profundo sueño de las 5 am en el que estaba, los tres ladrones que acababan de irrumpir en su casa y en su dormitorio se abalanzaron sobre él para amarrarlo e inmovilizarlo, mientras él pensaba en su esposa y su bebé que estaban en el ático.

Tras someter a Anagnostopoulos, los ladrones salieron de aquella habitación para dirigirse sin titubear -como si conocieran cada rincón de esa casa de Atenas, Grecia- hacia el ático donde encontraron a Caroline Crouch, una estudiante británico-filipina nacida en Grecia con pasaporte del Reino Unido, junto a su hija de 11 meses, según el diario Metro.


Con sangre fría, los tres hombres armados le exigieron a Crouch -a quien esposaron- que les dijera donde estaban el dinero y los objetos de valor, mientras comenzaban a torturarla. A pesar de conseguir que la joven les confesara donde estaba lo que buscaban, los ladrones la estrangularon con su propia blusa y con una funda de almohada, para luego salir de la vivienda con joyas caras y poco más de 18,000 dólares en efectivo. Por si fuera poco, los hombres mataron al perro de la familia estrangulándolo con su correa y lo dejaron colgado en la cerca de la casa en el suburbio de Glyka Nera.

Poco después, Anagnostopoulos logró desatarse y corrió hacia el ático donde encontró el cuerpo sin vida de su esposa, junto a su bebé llorando desconsolada a un costado. Tras llamar a los servicios de emergencia, el piloto y la pequeña fueron llevados al hospital mientras los detectives revisaban la vivienda y entrevistaban a los vecinos para tratar de localizar a los sospechosos.


De acuerdo al sitio griego, Proto Thema, la policía aseguró que es muy probable que los ladrones hayan mantenido a la familia bajo vigilancia durante algún tiempo, antes de decidirse irrumpir en la vivienda del suburbio de Glyka Nera. “Hemos visto varios otros asesinatos horribles a lo largo de los años. Pero esto fue extremadamente brutal y violento”, dijo el portavoz de la policía Theodoros Chronopoulos

El gobierno griego ofreció una recompensa de casi 400,000 dólares a cualquiera que pueda ofrecer información que conduzca al arresto de los sospechosos.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés