null: nullpx
Cargando Video...

Dreamer recuerda el momento en el que el mundo se le derrumbó

4 Feb 2019 – 11:46 AM EST

Comparte

gane el mejor.

por nada del mundo sueltes

mi mano, estamos cerca de que

veas a tus papas. conía en í.

poliía: ¡ey! ¡ustedes!

¡ustedes dos! ¡deénganse!

central, he detenido

a dos personas

en el punto

sur, 104.

por aá. caminen.

locutor: noticias

univisón presenta

cónicas.

esta noche:

de dreamer a

millonaria.

élix: muy buenas noches.

gracias por estar con

nosotros para una nueva

edicón de cónicas,

historias que hacen historia.

les saluda élix

de bedout.

maía: buenas noches, élix.

y maía antonieta collins.

qé bueno

que esán

aqí, con

nosotros.

élix, como bien saben,

para muchos, la definicón

deéxito

es diferente

para cada

persona.

pero cuando

alguien logra

cumplir

sus metas

y, adeás,

se dedica

a ayudar a otros, sin lugar a

dudas que estamos frente a

una persona exitosa. y esa

es la

mejor

forma

de describir

a la

protagonista

de nuestra

cónica

de hoy.

élix: aí

es, porque

sayda ayala

es una verdadera rebelde

con causa, que ha enfrentado

toda clase

de dificultades

desde que

lleó

a los estados unidos, como

dicen muchos, sin papeles.

pero gracias

a su tenacidad

y amor al

trabajo

se ha convertido en

un ejemplo realmente

inspirador.

sayda: maá

toyita, maá

toyita.

abuela: ¿por

qé tanto apuro,

niña?

sayda:

van a

regalarla.

abuela:

¿a

quén?

sayda: van a regalar

a la beé. ¿verdad que

ú no vas a dejar

que se

la

lleven?

locutora: la personalidad de

sayda ayala se foró desde la

infancia. cuando se le

meía

una

idea

en la cabeza, era casi

imposible hacerla cambiar

de opinón.

abuela: saydita,

¿de ónde sacaste

esta beé?

sayda: es de

la señora

que ayuda

a limpiar

a mi

maá.

abuela: ¿y por

qé dices

que la van

a regalar?

sayda: la escucé

ofrecéndosela

a mi prima

érica y a

la vecina.

me recuerdo que teía cuatro

ías de nacida. y escucé,

porque era úper metiche,

entonces escucé

que la maá la andaba

regalando.

abuela: ¿y

tu maá

qé dijo?

sayda: que no se la poía

quedar porque ya falta

poco para irse

a estados unidos.

abuela: eso

esá muy

raro. voy

a averiguar bien qé es lo

que pasa. no te preocupes, no

le va a pasar nada a esta

niña. te

lo

prometo.

sayda: la muchacha termió

dicéndole a mi abuela

que era hija

de mi ío, de su hijo mejor.

entonces mi abuela dijo:

"pues es mi nieta,

yo la voy a criar.

no necesita ársela

a nadie ás".

locutora:

poco

despés,

la propia sayda

queó al

cuidado

de su abuela

materna,

cuando

los padres

decidieron

emigrar

a los estados unidos.

deysi: y

le dije a

mi maá,

pues que

éramos

vecinas,

que si ella

poía cuidar

de ellos.

se quedaban

en la

casa,

y haía familias

que las

apoyaban,

pero pues

que ella

fuera

la que se responsabilizara

de

ellos.

sayda: maá toyita,

no me esás dejando

ver la televisón.

abuela:

es ás

importante

lo que tengo

que

decirte.

necesito

toda tu

atencón.

me llamaron

de la

escuela

para decirme

que los

maestros

se quejan de que no pones

atencón y que les llevas

la contraria.

sayda: pero

abuela:

pero

nada.

tu maá te

encaró

conmigo,

y yo no

puedo

fallarle.

ella esá trabajando

de sol a sol, rompéndose

el lomo en

estados unidos

para pagarte

tu escuela.

yo no puedo

hacerle

esto.

sayda: pero no soporto

ómo tratan a uno de

mis compañeros.

abuela: ¿y

qé compañero

es ese?

sayda: se llama camilo.

las maestras dicen que no

es un buen muchacho

y que es

un

pandillero.

y me deían:

"ú no

defiendas

a camilo,

porque

camilo

es un pandillero.

si los otros

se dan

cuenta

que ú eres

su amiga,

hasta

a ti te

pueden

matar".

abuela: ¿y

es pandillero

o no?

sayda: pandillero

seá

afuera

de la escuela, pero adentro

loúnico que quiere es

estudiar.

abuela: o

sea que tu

hermana

no estaba

exagerando

cuando

me conó que

la haían

llamado

de la escuela

para

decir

que ú eras

una

guerrillera.

sayda: no,

pues si

defender

a la gente es ser una

guerrillera, pues eso soy.

soy una guerrillera.

abuela: hija,

qé gran coraón

tienes.

siempre sigue

lo queél

te dicte.

pero tambén

hay que

usar

la inteligencia.

sayda: y siempre

fui aí.

siempre,

como quén

dice, he

defendido

lo indefendible.

locutora: los ías en

coán pasaban sin

sobresaltos. loúnico

que cambiaba

la rutina

de sayda

era las llamadas

de sus padres desde

california.

mujer: saydita,

como

siempre

tan puntual

para tu

cita.

sayda: í,

seño, hace

mucho

que no hablo

con mis

paás.

mujer: pues

es que

alá,

con los gringos, las cosas

son muy diferentes. solo

viven para

trabajar.

[teéfono]

casa de la

familia

marínez.

deysi: vecina,

es deysi.

¿ómo esá?

mujer: muy

bien,

gracias.

le paso a sayda, que

esá impaciente por

hablar con usted.

sayda: madre ía,

no sabes cánta

falta me haces.

deysi: y ú

a í ás,

mi hija.

los ías se me han

hecho muy largos

sin ustedes.

sayda: ¿cándo regresan?

¿ya casi nos

vamos a ver?

deysi: ay,

mi hija muy

pronto,

mi amor. tienes que estar

pendiente, tu ío va a

ir a buscarte.

ya se me esá

acabando la

tarjeta.

[pitido]

sayda: nos

contaba mi

abuela

una aécdota

de cántas

tarjetas

mi maá compraba para

poder hablarnos.

mi abuela deía:

"aí de tarjetas".

solo le haía

aí.

locutora:

el 14 de

septiembre

de 2002 sayda

viaó con

su ía

al ansiado reencuentro

con sus padres.

el plan era

llegar

a los estados unidos

sin ser detectados

por los agentes

de la patrulla fronteriza.

ío: ustedes

no hagan

ruido

y esperen

mi señal para

correr.

no paren y traten

de hacerlo

ápido.

ía: pero

¿ómo vamos

a hacer,

si esá lleno

de

poliías?

¿ómo

vamos a

hacer

para que

no nos

vean?

ío: en unos

minutos ellos

toman

su descanso. a esa

hora se ponen menos

cuidadosos.

cuando yo les diga, salen

corriendo, que del otro lado

las esá esperando mi amigo.

ía: [suspira] por nada

del mundo sueltes mi mando,

¿entendido?

ya estamos

muy

cerquita

de que veas

a tus

paás.

conía

en

í.

locutora: de pronto,

su mayor miedo se hizo

realidad.

poliía: ¡ey! ¡ustedes!

¡ustedes dos! ¡deénganse!

central, he detenido

a dos personas

en el punto

sur, 104.

por aá. caminen.

locutora:

el arresto

las toó

por sorpresa, pero lo

que pasaía despés, fue

ún ás asombroso.

sayda correía una suerte

muy distinta a la de otros

detenidos.

ía: no,

no me la

quite.

poliía: señora,

la niña.

la niña.

ía: todo va

a estar bien,

tranquila.

poliía

2:

¿nombre?

sayda: sayda.

aí estuvimos

solo un

ía.

el siguiente

ía le

hablaron

a mis paás

y les dijeron:

"te vamos

a entregar

a tu

hija".

locutora:

como no

teían

la residencia legal,

los padres

de sayda le

pidieron

a un conocido

que viajara

a texas

y reclamara

a la

niña.

la ía queó libre con

el compromiso de presentarse

en las oficinas

de inmigracón

cuando fuera

requerido.

listo,

ya

llegamos.

aí esán

tus

paás.

sayda: no,

ellos no son

mis paás.

í, son.

ya ájate,

ándale.

sayda: yo no

me voy a bajar

aqí.

ájate,

chamaca.

aí esán.

sayda: lévenme

con mis

paás.

yo los vía y yo le dije:

"ellos no son mis paás.

yo no los conozco

a ellos". mi maá estaba

muy delgada y teía el

cabello bueno.

madre ía,

susto.

no los reconoía.

deysi: ya

lo é, mi

niña.

pero ya esás aqí, ya

estamos todos juntos como

te lo prometimos.

locutora: sayda ya no

era la niña dulce y obediente

que saló

de honduras. era buena

estudiante, pero su rebelía

la volvó indomable.

deysi: ¿por

qé tienes

todo

este tiradero?

acabo de

venir

de tu cuarto

y esá muy

desordenado.

sayda: maá,

lo arreglo

al rato.

deysi: yo siempre

te he

enseñado

a ser una mujer

limpia y

ordenada.

sayda: ni te

preocupes,

que yo voy

a ser una

abogada

famosa,

voy a tener mucho dinero,

y alguien va a

limpiar por í.

deysi:

¿y qé

crees,

que los abogados

no

limpian?

¿no comen,

no se bañan,

no lavan?

pues en lo

que te vuelves

rica,

me dejas todo

esto

limpiecito.

y no me

pongas esa

cara,

que no te estoy

pidiendo ninún

favor.

sayda: ¿por

qé me

trajeron

para aá?

yo ni siquiera

quiero

estar aqí.

me quiero

regresar

a honduras, con mi mami

toyita. todo esto es

culpa de ustedes.

yo lloraba todos

los ías

y culpaba

a mis paás.

les

deía

que por qé

me haían

trído

para aá, que yo no me

queía venir, que yo no

hablaba ingés,

que no me gusta,

quiero

regresarme.

locutora: con mucho esfuerzo,

sayda pudo comprar su primer

auto a los 19

años. pero la imprudencia

de un trailero hizo que

lo perdiera.

sayda: siento el golpe, y el

carro empeó a hacer aí. y

en eso, quedo viendo para

aí para el otro

lado, en direccón

del otro,

porque era una salida

de freeway, que es de

los dos lados.

y veían los

carros de

este lado,

y yo queé

en

frente.

el señor se

baja. "oh,

my god,

¿esás bien?". yo

le digo: "señor,

¿qé le paó?"

¿acaso

no me

vio?

hombre: peróneme, señorita.

sayda: ¿peróneme? casi

me mata. mire ómo me

deó el carro.

hombre: es que no fue mi

intencón. lo que pasa es

que vengo manejando ya

muchas horas

y, a lo mejor,

me queé

dormido.

sayda: ¿se durmó? ¿y me

lo dice aí, nada ás?

qé irresponsable.

y yo aí,

como

seria:

"pues no se ande durmiendo,

señor. trabaje bien, duerma,

descanse". todaía yo en

teía

el

cuello

con un dolor

y tría esta

pierna

con dolor, pero

yo todaía habándole

al señor,

pero yo en mi mente

estaba preocupada, dije:

"este señor

me pudo

haber

matado".

hombre: llevo ás de 24

horas manejando. por favor,

no le vaya

a hablar a

la poliía.

yo hago

lo que

usted me

pida.

locutora:

lo que el

conductor

no saía

es que sayda

estaba

ás asustada

que

él.

en su condicón de

indocumentada, no queía

ninún contacto

con las autoridades.

sayda: y yo

en mi mente

dije:

"pues que le

voy a andar

llamando,

si no tengo licencia yo.

me van quitar mi carro y

me van a un ticket".

¿y por qé

no tendía que

hablarle

a la poliía?

hombre: mire,

es que me

quitan

la licencia,

y de esto viven

mi mujer

y siete hijos. se lo

pido por favor. ¿quiere

mis papeles?

sayda: a ver, méstreme

su licencia de manejo

y seguro.

locutora: a pesar del

fuerte impacto, reaccioó

con cabeza fía

y mantuvo

el

control

para que el chofer no

intentara aprovecharse

de la situacón.

sayda: esá

bien. ya áyase

antes

de que me

arrepienta,

por favor.

locutora:

ese

choque

marcaía

su vida de

varias

e insospechadas maneras.

sayda: esa fue mi primera

señal de lo que iba a ser

mi destino, digo yo.

deysi: hija.

sayda: te

quiero mucho,

papi.

te adoro.

locutora: despés

del

accidente,

la vida

de sayda

siguó

con normalidad,

pero los

planes

de ser una exitosa

abogada tuvieron

que ser aplazados.

sayda: queía

decirles

algo.

voy a tener

un

beé.

me dio un mareo aí, bien

raro. dije: "qé raro, yo

no soy de marearme",

y fue al édico.

era un

lunes,

fui al édico, y me

dijo el édico que estaba

embarazada.

deysi: pero si apenas

tienes 19 años. a ver,

¿y quén es el paá?

sayda:

pues

es

deysi: ah, ya é. es ese

muchacho con el que apenas

llevas saliendo dos meses.

ni lo

conoces

bien.

sayda: pues

í, ya lo

hablamos.

y lo vamos

a

tener.

deysi: ¿en

qé estabas

pensando?

si te trajimos aqí,

fue para que tuvieras

una mejor vida, otras

oportunidades.

¿y me sales

con

esto?

¿no que queías

ser

abogada?

¿y ahora?

sayda: ahora nada, madre. un

hijo no es un impedimento.

írate ú, con cinco y

saliste adelante.

deysi: esos

eran otros

tiempos.

le deía:

"con un niño

no vas

a poder seguir

tu

escuela".

y aun aí,

estando

embarazada,

mi esposo miraba el

potencial, miraba la

fuerza de ella,

y los sueños

que ella

teía,

que ella deía que queía

ser muchas cosas. y mi

esposo: "hay que apoyarla".

padre: mi

niña,

tranquila.

todo va

a salir

bien.

y si hay que

doblar

esfuerzos

en la lavandeía, lo vamos

a hacer. lo ás importante

es apoyar

su inteligencia y

esos buenos sentimientos

que tiene.

sayda: muchas

gracias,

papi.

yo é que no

los voy a

defraudar.

voy a poder

criar a

mi beé

y llegar

muy

lejos.

locutora:

aunque no

abandoó

la idea de convertirse

en abogada, busó otra

carrera que

pudiera pagar,

y con la ayuda

de sus padres,

estudó enfermeía.

mientras estudiaba,

consiguó

un trabajo

de medio

tiempo

en una prestigiosa cínica

de beverly hills.

doctor:

buenos

ías.

¿con quén

empezamos

hoy?

sayda: la primera cita

la cancelaron. pero el

resto del ía, todos

los pacientes

esán

confirmados.

doctor:

qédate

sentada.

te ves cansada. el

beé no te ha dejado

dormir, ¿verdad?

sayda:

la

verdad,

no é lo

que me

pasa,

pero me duelen mucho las

rodillas, las muñecas.

se me esá cayendo

el pelo a montones.

no me

quiero

ni levantar

de la

cama.

doctor: ¿ómo

esá la

relacón

con

tu

pareja?

sayda: la verdad, doctor,

nunca peleamos, porque

ni siquiera

nos vemos.

doctor: tal vez no has

dormido bien y por eso

te esá afectando.

sayda: íjese

que í, duermo

bien.

el beé tambén

duerme bien

toda

la noche.

no é qé

pueda ser.

me duele

todo el

cuerpo.

me dice:

"¿sabes qé?

te voy

a mandar a hacer unos

eámenes". eso fue

un viernes.

locutora: la siguiente

semana, sayda se ocupaba

de sus labores regulares,

cuando algo llaó

poderosamente

su atencón.

sayda: mi trabajo era llegar

los lunes a la cínica, y

reviábamos todos

los eámenes

édicos

de todos

los pacientes. entonces,

en el sistema édico cuando

sale algo positivo o

negativo, los clasifican

verde,

rojo,

azul.

y veo

yo

rojo.

doctor: sayda,

¿puedo

hablar

un momento contigo?

sayda: ¿es

por mis

resultados

en rojo?

doctor: í.

los niveles

de tu sangre

son alarmantes.

y en base a los íntomas

que tienes, el diagóstico

no es muy alentador.

sayda: ¿qé

tengo,

doctor?

doctor:

tienes

lupus.

sayda: ¿lupus?

doctor: í.

no sabemos

qé tipo

de lupus,

pero por eso

te voy

a mandar a

hacer nuevos

estudios.

y te voy

a

remitir

con un reumaólogo,él te

va a poder ayudar con los

dolores del cuerpo.

locutora: el mundo se

le derrumó en un instante.

no poía dejar

de pensar en la

muerte y en el futuro

de su beé.

sayda: y les

habé a mis

paás

y les habé

a mis

hermanos.

llore, llore

y llore,

conándoles

que me haían diagnosticado

con algo que

no saía

qé era.

pero que el édico me dijo:

"te voy a ser honesto, es una

enfermedad muy diícil".

[llora]

deysi: me

dice mi

esposo:

"¿por qé tendá que pasar

tantas cosas esta muchacha?

con tantas ganas de vivir,

de trabajar,

de hacer sueños

realidad".

Cargando Playlist...