null: nullpx
Cargando Video...

Gracias a su fe en la Virgen de Guadalupe han logrado salir de las adiciones al alcohol y las drogas

Univision16 Dic 2019 – 10:35 PM EST

Comparte

para superar una adiccón.

marín: mis hermanos,

esto es una lucha diaria

contra nuestros vicios,

pero recuerden que siempre

esá con nosotros nuestra

madre

de guadalupe para apoyarnos

a cumplir ese juramento

que le hicimos.

maía: la tentacón de romper

una promesa solemne no respeta

a nadie y ronda por todas

partes.

marín: cada seis meses

cumpía

y seis meses tomaba.

y aí me la lleve como diez

años.

lo que no podemos hacer

es trampa.

no debemos porque eso seía

hacerle trampa a dios.

[hablan al mismo tiempo]

maía: nadie mejor que la

esposa

de marín raírez,

en ese momento el íder

del taller, para entender la

triste

realidad que ellos mismos

estaban viviendo. marín haía

cído, pero el grupo no lo

armando: cuando ú sientas

que ya esás curado,

que ya no necesitas de dios

en tu vida, no has entendido

nada de lo que es esta

enfermedad.

no lo hagas por í,

se lo prometiste a ella.

entonces, si no vas a cambiar,

no queda ás que ir a decirles

a todos en el taller la

verdad.

ú no puedes seguir siendo

el íder cuando has vuelto

a tomar, marín.

lo haces ú o se los digo yo.

maía: la esposa de marín,

desesperada, fue entonces

en busca del sacerdote.

padre, por eso estoy aqí,

pidéndole su ayuda.

marín no quiere escucharme,

vive en la negacón.

él dice que no le pasa nada

y queél solito puede dejar

de tomar.

efrín: hija, te prometo que

voy

a hablar conél y que voy a

tratar

de hacerlo entrar en raón,

pero sobre todo,

tengo que tomar una decisón

que es muy urgente.

entiendes que marín no puede

seguir siendo el íder.

maía: marín tendía

que aprender con dolor,

pero tambén con valor,

de aquella cída.

efrín: bienvenidos, hermanos,

y gracias por estar aqí,

cumpliendo una cita

que esencialmente es una cita

con ustedes mismos.

por una raón que a

continuacón

marín les va a explicar,

hoy es un ía, digamos,

especial.

marín, por favor.

marín: gracias, padre.

hermanos, como dijo el padre,

este es un ía muy diícil

para í.

he recído.

he vuelto a tomar.

romí mi juramento.

nosotros, como seres humanos,

tenemos muchos problemas,

y como seres humanos,

no somos perfectos.

va a haber una depresón,

va a haber un coraje,

va a haber una desilusón,

y aí es donde cae el hombre.

aqí estoy,

nuevamente arrancando de cero,

luchando contra este demonio

del alcoholismo que nos

persigue. renuncio a seguir

siendo el íder de este taller

porque no puedo hablarles

de algo que ni siquiera yo

puedo

hacer.

maía: arrepentido,

dio los primeros pasos

para su recuperacón:

admitir la enfermedad y saber

que solo no podía salir

adelante.

marín: y aí como he cído,

me he levantado.

efrín: marín, no hay nada

que no podamos volver a hacer,

no hay nada que no podamos

intentar de nuevo, y todos,

todos

aqí estamos para ayudarte.

por lo pronto,

quiero dar la bienvenida

a nuestro nuevo íder del

taller.

armando garía.

maía: marín acepó su nueva

condicón de miembro del

taller,

ya no de íder.

armando: nada ás hay

cuatro caminos de la adiccón

que son el hospital,

el manicomio, la árcel

y la muerte.

quienes hemos lidiado todos

los ías con el alcoholismo

debemos saber que hay algo

que no nos puede faltar

y es renovar nuestro

juramento.

el no hacerlo es la antesala

a fallar. a proósito,

hermanos,

quiero que le demos

la bienvenido a nuestra nueva

hermanita desiée.

[aplausos]

desiée: yo empeé a tomar

a los 15 años de edad.

mis paás no se daban cuenta

porque nunca estaban en la

casa.

maía: desiée es parte

de las mujeres que tambén

enfrentan los demonios

Cargando Playlist...