null: nullpx
Cargando Video...

"En ese momento ya no escuchas a nadie, unicamente nuestros deseos de beber": así es cómo este hombre cayó en el alcoholismo

Univision16 Dic 2019 – 10:13 PM EST

Comparte

de hoy.

armando: manito, esto

í que esá requetebueno, ¿no?

eres un fregonazo.

pues si no vas a robarle a mi

ío

la botella de ron,

no estuvéramos tan felices,

¿no?

[íe]

salud, mi primo.

salud, primazo.

armando: la primera vez que yo

empeé a tomar fue a los 15

años

con un primo ío.

maía: armando garía no teía

ni idea de que estaba viviendo

la primera borrachera de su

vida

y que aquella euforia pasajera

le iba a costar años de dolor

y sufrimiento.

al centro y "pa" adentro.

el tiempo paó, ni el

matrimonio

ni la paternidad lograron

cambiar

a armando. se le hizo

costumbre

amanecer en cualquier bar.

armando: ¿qé pasa?

¿qé te traes?

nada, don armando,

solamente me estoy llevando

los

vasos.

armando: ¿qé llevarte

ni que ocho cuartos?

aqí, en cambio de llevarte,

táeme, pero otra botella

de whisky.

mejor áyase para su casa,

ya es tarde, y usted ha bebido

toda la noche.

armando: mi mujer me mata,

hace ías me le perí.

lo que era un "table dance",

un bar, y hasta que cerraban,

y en la mañana nuevamente

buscaba alguna otra persona

para seguir bebiendo.

con ás raón,

áyase a descansar ya,

ha bebido demasiado.

armando: no, no, táeme otra

botella, y la seguimos.

al fin y al cabo,

aqí no cierran nunca.

yo te doy tu buena propina.

maía: con una hija pequeña

y una esposa que lo buscaba

desesperada cuando vía

queél no llegaba a casa,

armando paó aí, por lo

menos,

cuatro écadas de su vida.

transportista de oficio,

aprendó

a manejar su alcoholismo

para que no se afectara

su negocio.

armando: no hay problema,

mi hijo. tu carga llegaá

pronto.

aqí ya estoy despachado

al chofer que sale de mi

oficina.

pues qé bonita oficina,

patón.

armando: állate y toma.

maía: lo que ninún cliente

saía era que, en realidad,

a la hora que fuera la oficina

estaba en la mesa de un bar.

armando: ese era mi trabajo,

darles sus gastos, mandarlos

y coordinarlos, pero despés,

ya teían que ir a verme

a la cantina para que les é

a ellos sus gastos.

esa mercanía tiene que llegar

hoy mismo. aí es que mévete.

ya va, patón.

armando: a í aqí me tratan

mejor que en mi casa.

aí me gusta, que me

consientan,

mamita.

[celular]

armando: mi vieja.

me esá buscando.

rosa: yo teía mucha

desesperacón, senía nervios,

angustia cuandoél no llegaba

porque yo pensaba

que ya le haía pasado algo

malo.

patón, a proósito

de su señora, nos esá

buscando

a varios compañeros para saber

de usted. no la haga sufrir.

armando: en ese momento

ya no escuchamos a nadie,

únicamente a nuestros deseos

de beber.

maía: si bien armando teía

hora de salir de casa,

lo que siempre le faltaba era

la hora para regresar al

hogar.

rosa: viejo, ¿ónde andabas?

llevo ías busándote.

me teías muy preocupada

pensando que te hubieran

herido.

ay, pero mira ómo vienes.

un ía de estos te va a pasar

algo, y no é nada de ti.

tienes que dejar de tomar,

un ía de estos te vas a

enfermar

de tanto alcohol.

armando: yo te prometo

que ahora í, ahora í dejo

de tomar.

rosa: lejos de sentir enojo,

senía tristeza.

tristeza por nuestro

matrimonio.

maía: llegar a casa

no significaba poner un alto

a embriagarse,

sino todo lo contrario.

rosa: ¡armando! me prometiste

que ya no ibas a tomar.

armando: ú noás vienes

a fregarme la vida, ¿no?

¡y tan bien que me la estaba

pasando!

rosa: piensa en tu hija,

en tus padres. yo no quiero

que pase una desgracia.

armando: ya árale, ú í eres

exagerada. ¡éjame en paz!

rosa: si yo te dejo,

pero ú abusas.

armando: mejor me voy

para la reámara.

ú no me dejas estar tranquilo

en mi casa y despés, te

quejas

porque me voy.

maía: rosa isela se senía

desesperada, no saía qé

hacer.

[celular]

rosa: bueno.

¿maá? ¿ómo esás?

mujer: ¿qé te pasa, rosa?

te oyes triste.

rosa: nada, maá.

armando y sus borracheras

que no paran, estoy tan harta

que un ía de estos me largo

y lo dejo.

mujer: ¿aónde te vas?

rosa: ¿ómo que aónde?

a tu casa.

mujer: ah, no, mi hijita.

a nosotros no nos salga con

esa

que en primera, no queremos

hijas divorciadas, y en

segunda,

esa es tu cruz y tu deber.

rosa: pero mi paá me dijo:

"¿sabes qé, mi hija?

ú escogiste ese hombre,

ú saías que cuandoél veía

ya tomaba".

maía: con el rechazo

de sus padres, queó sola

cargando a cuestas el martirio

de un matrimonio infeliz.

rosa: [llora]

[risas]

armando: ¡que esto, que lo

otro!

¡salud!

magally: ¿esán tomando

otra vez?

al rato esto va a ser un

desastre,

como siempre. la que me espera

con sus borracheras.

maía: una cosa era

que armando tomara a solas,

pero la variante suceía en

forma

peor cuando organizaba fiestas

en casa, aí í que nada

lo deteía.

magally: ¡maá! ya ni la

friegas,

¿no? ú tambén.

rosa: pues yo prefiero que

tome

aqí, y yo conél,

a que se me pierda y no sepa

ónde anda.

magally: es que no puedo creer

que esés diciendo esto.

al rato vas a estar igual que

él.

cuando vives con alguien

que tiene un problema

de alcoholismo,

se vive con miedo porque nunca

sabes si le va a pasar algo

o si nos va a pasar algo

tambén.

maía: las cosas empeoraban

mientras las horas pasaban

y ás alcohol se consuía.

armando: ¡vieja,

úbele a la úsica!

rosa: ya no grites, viejo.

ay, qé esás topado, ya esás

pasado de copas.

armando: ¿pasado de copas yo?

rosa: ¿por qé se van,

si todaía esá temprano?

no, pues armando no esá

muy bien. mejor nos vamos.

armando: ¿ves? se van por

culpa

de esas carotas que le pones.

rosa: por í no,

es por ti que esás bien

borracho.

magally: maá, paá, por

favor,

ya dejen de pelear

que estoy aburrida, estoy

harta

de verlos borrachos y aí.

armando: ¡ú no te metas!

yo voy a seguir tomando,

y ú vas a tomar conmigo.

te sientas aí

maía: ante la impotencia,

a magally le quedaba elúnico

recurso que nunca le faló

y que practicaba desde niña.

magally: yo recuerdo una vez

bueno, varias veces, que los

vía

peleando y yo finía

que me senía mal,

aí como "ay, me siento"

para que ellos dejaran de

pelear

y me pusieran atencón.

rosa: reacciona, mamita.

magally: ¿qé me paó?

no recuerdo nada.

armando: todo fue culpa ía,

mamita. peróname, mi amor.

maía: élix, dicen los

expertos

que adicciones

como el alcoholismo

o como las drogas

no solo hacen íctimas

a los adictos, sino a todos

los que tienen a su alrededor,

sin importar la edad que

tengan.

élix: aí es. magally crecó

viendo el alcoholismo

de su padre y el abuso

a su madre, pero tambén

tendía

una gran participacón

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.