null: nullpx
ulab music

Un usuario de YouTube hizo un mash-up de la película 'Soy Cuba' de 1964 con un tema de EDM y el resultado te puede sorprender

La dictadura de Pinochet y la legendaria película de la Cuba castrista se unen de un modo peculiar en este video.
27 Jul 2017 – 6:02 PM EDT

Son dos obras artísticas que individualmente tienen un lugar en la historia de dos países marcados por sus pasados políticos. Y aunque separadas por más de 50 años, bailan a un ritmo íntimo como una pareja que comparte un mismo pasado.

En este 'mash-up', el usuario de Youtube Stefano Leone mezcla el tema central del album Sirens de 2016 del DJ y productor chile-americano Nicolas Jaar con un ‘supercut’ de Soy Cuba del 1964. Para los no cinéfilos, un supercut es un montaje de clips de vídeo que une la secuencia de imágenes existentes, que son interpuestas unas tras otras y que llegan a conformar un nuevo producto audiovisual.

Stefano no es un extraño en unir ambas artes para su página de YouTube. Entre sus videos se encuentran mash ups como James Blake y Raging Bull de Martin Scorcese entre otras. 'No'/'Soy Cuba' no solo mezcla dos obras de arte, sino dos temas que han tenido un profundo impacto político en Latinoamérica.

La canción 'No' del álbum Sirens, una producción de 40 minutos de música electrónica que sirve como una plataforma de desahogo político social del joven músico de 27 años, quien nació en Nueva York de padres chilenos. 'No' hace referencia al histórico referéndum que tomó lugar en 1988 y le dio la oportunidad a la ciudadanía chilena de votar 'sí' o ' no' para reelegir el mandato militar de Augusto Pinochet (ganó el 'no' y así empezó la paulatina transición a la democracia).

Soy Cuba es un filme importante del cine cubano y soviético, que retrata un momento especifico de una larga y compleja historia de la Revolución Cubana. Soy Cuba estuvo por alrededor de 30 años escondida en los archivos soviéticos hasta que el público estadounidense pudo disfrutar de esta obra de arte. Después de su estreno en 1964 en Cuba y la Union Soviética (hoy Rusia), Soy Cuba dejo de presentarse tras una semana en los cines. No fue hasta 1994 que Edith Kramer de Pacific Film Archive logro obtener una copia. Y para 1995 Martin Scorsese y Francis Ford Coppola se ofrecieron a presentar la película en el Film Forum de Nueva York. Esto lleva a la película a recibir la atención que por tantas décadas se había merecido y no obtenido debido a su anonimato.


Más contenido de tu interés