publicidad

Sacerdote de Arizona cuenta lo que vivió en manos de ISIS

Sacerdote de Arizona cuenta lo que vivió en manos de ISIS

ISIS secuestró al sacerdote Douglas Bazi en 2006, pero es solo hasta ahora que el párroco decidió compartir su historia, esperando que abra los ojos de aquellos que quieren unirse a este grupo terrorista.

Cómo este sacerdote de Arizona escapó de ISIS Univision Television Group

Durante nueve días, el sacerdote Douglas Bazi fue golpeado y torturado una y otra vez por miembros del grupo terrorista ISIS luego de ser secuestrado en 2006 cuando se encontraba haciendo servicio humanitario en Irak.

“Me golpearon con un martillo en la espalda, en los brazos, me fracturaron uno de los discos de la columna, la nariz y hasta perdí varios dientes”, cuenta el sacerdote.

Este padre de la Diócesis Católica de Phoenix logró escapar y decidió compartir su experiencia con estudiantes y público en general.

El párroco cuenta que durante cuatro días no bebió agua, pero fue su fe lo que lo mantenía vivo.

“No es cuestión de contar mi historia, sino de analizar qué podemos hacer para asegurarnos que esto no se repita y que la violencia que se vive en el Oriente Medio termine”, dice Bazi.

El sacerdote quiere que su mensaje llegue en especial a esos jóvenes que han pensado unirse a las filas de este grupo terrorista.

“¿Podrías aceptar que alguien mate a tu madre o a tu hermana, incluso que las violen entonces adelante? Pero sepan que esos actos nunca deben ser realizados en nombre de Alah”, advierte el párroco.

A pesar de la dura experiencia que vivió en manos de ISIS, el padre Bazi continúa comprometido con su labor humanitaria en Irak, donde el cuida y ayuda a familias que han sido perseguidas por el grupo terrorista y se han visto obligadas a dejar sus hogares.

publicidad

Vean también:
Identifican a soldado de Arizona muerto en ataque de ISIS en Irak

publicidad
publicidad
El superintendente escolar Alberto Carvalho asistió al sentido homenaje a las víctimas de la masacre en una escuela de Parkland y reiteró su pedido al gobierno de mayor seguridad y la presencia permanente de oficiales en las escuelas de Florida.
Se espera que en los próximos días las temperaturas estén por debajo de los -30 grados, además de nieve y lluvia en algunas regiones, por lo que expertos recomiendan mantenerse bien abrigados.
Un incendio en el hotel Star sorprendió a decenas de personas que se viven allí, pero la rápida intervención de los bomberos evitó una tragedia en el lugar.
Un inicio de semana con bajas temperaturas con máximas alrededor de los 40 grados, el aviso por helada permanece activo hasta mañana martes a las 9am.
publicidad